El solar situado entre las calles de Petrarca, Pitágoras y Duero, en el barrio de Vilapicina y la Torre Llobeta, va a dejar de ser el aparcamiento de un supermercado para convertirse en una plaza pública.

Se trata de un terreno municipal que el Ayuntamiento había alquilado desde 2012 a Mercadona y que la cadena de supermercados ha venido utilizando como aparcamiento para sus clientes. Expirado ahora el convenio, el barrio puede ya recuperar el espacio.

La propia cadena de supermercados se ha hecho cargo de financiar las obras de urbanización, que acaban de empezar, en compensación por los años que ha utilizado el terreno, según publica noubarris.net.

EQUIPAMIENTOS DE BARRIO

Hacía tiempo que la Asociación Vecinal de Torre Llobeta reclamaba al Ayuntamiento que recuperara el solar. Debido al convenio firmado, la recuperación se fue prorrogando, a la espera de la inauguración del Mercadona del Turó de la Peira, que finalmente tuvo lugar el pasado noviembre.

La entidad vecinal está satisfecha con la conversión del espacio en un espacio público, aunque recuerda que "hay que avanzar en varios temas pendientes". El solar se expropió con la intención de construir equipamientos para el barrio, como una residencia y un centro de día, entre otros. Unos proyectos que dependen de la expropiación de las últimas piezas que quedan entre la calle de Duero y Cartellá.

ACTUACIONES CLÁSICAS

El proyecto de reurbanización consiste básicamente en arreglar el área de juegos infantiles, añadir otro para niños más mayores y crear un circuito biosaludable, con máquinas para hacer ejercicio pensadas para personas mayores. Además, se ampliará la zona verde con más arbustos y arbolado.

Al margen de eso, también están previstas otras actuaciones clásicas en este tipo de reurbanizaciones, como la introducción del alumbrado con tecnología LED, la mejora de la red de alcantarillado y drenaje, y la red de riego. También será instalado nuevo mobiliario urbano (bancos, papeleras...) y un aparcamiento de bicicletas.