Las asociaciones de vecinos de Torre Llobeta y Vilapicina, junto a la Mesa Unitaria de Nou Barris por la República, han relanzado su campaña para sustituir el nombre de la avenida de Borbón por el de Los Quince, como popularmente se conoce esta zona del barrio.

La nueva manera de insistir en sus pretensiones de "echar a los Borbones de Barcelona” (también ocurre con la avenida Joan de Borbó, en La Barceloneta) ha sido organizando una exposición “para difundir entre los más jóvenes y todo el mundo que lo desconozca”, el origen de Los Quince. 

A través de fotografías y de una breve explicación, los visitantes pueden descubrir que el cruce del paseo de Maragall y la avenida de Borbón se llamaba 'Los Quince' porque ese era el precio del billete del tranvía que les transportaba desde aquella parada hasta la plaza Urquinaona, a donde bajaban en busca de trabajo ocasional. Hace tres años, el ayuntamiento instaló una placa en dicho cruce recordando la historia.

El nombre original de la avenida Borbón tiene fecha monárquica (1929), cuando era conocida como 'camino antiguo de Sant Iscle'. Posteriormente, en el republicano año de 1931 la avenida se urbanizó y cambió el nombre a 'paseo del Mariscal Jofre'. Finalmente, en 1942 el régimen franquista volvió a cambiar el nombre al de Borbón.

“Eliminar el nombre de los Borbones es importante, pero sobre todo lo que queremos es reivindicar la memoria del barrio”, explica Pep Ortiz, de la Mesa Unitaria de Nou Barris por la República. “Haremos exactamente el mismo proceso que hicimos con la plaza de la República”.

¿POR QUÉ 'LOS QUINCE'?

El origen de este nombre popular es el precio del tranvía 46 que en el siglo XX llegaba allí desde la plaza de Urquinaona por 15 céntimos. Sin embargo, para alcanzar la zona de Horta los pasajeros debían pagar 5 céntimos más, por lo que muchos preferían bajarse en 'Los Quince' y realizar el resto del camino a pie. 

Un pasquín tapa la placa de la avenida de Borbón / nv.net
Un pasquín tapa la placa de la avenida de Borbón / nv.net

La muestra viene acompañada de otros actos de difusión, para apoyar la recogida de firmas que se está llevando a cabo en la sede de la AV Torre Llobeta y otros emplazamientos, o coincidiendo con actos o eventos.

Hasta ahora, cuentan los organizadores, han conseguido más de medio millar de firmas que apoyan el cambio de nombre. No se han marcado plazos, pero su objetivo es que el plenario de Nou Barris apruebe la propuesta y que, posteriormente, lo haga el Ayuntamiento de Barcelona (que ellos siguen llamando la Casa Gran).