ARCHIVADO EN:

La entidad 'Unitat Contra el Feixisme i el Racisme' ha convocado una manifestación “contra el fascismo y el racismo” para este sábado, día 17, en tres lugares distintos del distrito de Nou Barris. Según los convocantes, esta manifestación forma parte de una 'Jornada Internacional contra el Fascismo, el Racismo y la Islamofobia, impulsada por movimiento unitarios de todo el mundo'.

Esta convocatoria se produce justo cuando en el propio Nou Barris se vive intensamente un conflicto de este cariz después de que, el pasado día 10, fuesen acusados por la Fiscalía siete miembros de 'Democracia Nacional' por un delito de “coacciones y de incitación al odio y la discriminación” con motivo de la apertura de la mezquita de la calle Japón.

La manifestación del sábado cuenta como lema 'Derechos Civiles y Sociales par Todos. Unámonos contra el Fascismo y el Racismo' y tiene previsto celebrarse en tres lugares diferentes del distrito. La primera convocatoria es a las 12:00 en el Parc Josep Serra Martí; una hora después, el grupo manifestante conectará con quienes se hayan concentrado en la Plaça República y, por último, a las 14:00, juntos se dirigirán a la de Virrei Amat, donde está el tercer punto de concentración.

Los convocantes repartieron octavillas el martes durante la celebración del Pleno Municipal del Distrito, animando a los presentes a participar en la manifestación. Uno de los representantes de 'Unitat contra el feixisme i el racisme' incluso tomó la palabra para pedir al consistorio que apoyase la convocatoria y, aún más, recriminó a la regidora Janet Sanz no hacer todo los esfuerzos necesarios, ni tampoco comprometerse a denunciar la situación de los políticos que se encuentran presos en cárceles de Madrid a raíz del proceso independentista.

El Pleno Municipal de Nou Barris, este martes, estuvo muy concurrido / MIKI
El Pleno Municipal de Nou Barris, este martes, estuvo muy concurrido / MIKI

LA MEZQUITA DE JAPÓN

Los convocantes de la manifestación opinan que “en los últimos tiempos, Nou Barris ha sufrido un auge preocupante de racismo y de acciones violentas por parte de grupos fascistas”. Es por ello que han decidido lanzar una llamada “a los vecinos y al conjunto de los movimientos sociales y entidades a participar y sumarse a la movilización internacional convocada a raíz de la Jornada Internacional contra el Fascismo y el Racismo, que este año se celebra justamente en Nou Barris”.

Una de las motivaciones que ha llevado a la convocatoria, como decíamos, es el conflicto que se vive desde hace semanas a propósito de la mezquita construida en la calle Japón. La aparición de pintadas en las persianas del local, la obstrucción de las cerraduras con silicona, la colocación de embutidos de cerdo en la puerta, o pegar adhesivos con mensajes como 'Mezquita no', 'Esta es nuestra tierra y la defenderemos', o 'España cristiana no musulmana', motivó que la Fiscalía acusase a las citadas siete personas.

También en el pleno de esta martes, una representante del colectivo de La Prosperitat leyó un manifiesto, publicado hace unos días por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (Favb), que pide más contundencia para combatir el acoso contra la mezquita y sus usuarios.

“La oposición de un reducido grupo de vecinos continúa, aleccionados por miembros del grupo de ultraderecha Democracia Nacional”, dijo la representante. “Aunque hay abiertas causas judiciales contra ellos, continúan haciendo acto de presencia a diario, organizan ruidosas protestas y amenazan a los usuarios del centro. La semana pasada rodearon el oratorio llevando cruces y simbología que recordaba el Ku Klux Klan”.

“La actitud de la gente del tejido asociativo del barrio fue totalmente pacífica (…) Cuando alguna persona denunció la actitud de los ultras, la respuesta policial fue que 'circuláramos' y que 'los insultos venían de las dos partes'. Cosa totalmente falsa”, añadió. “Estamos muy indignados con esta actitud policial, que por desgracia se ha repetido en diferentes ocasiones similares. La sensación que tenemos es que hay más tolerancia con las actitudes intolerantes que con las personas que simplemente defendemos que todas las personas del barrio puedan ejercer sus derechos básicos”.

“Merecemos, y exigimos, una actitud más clara en defensa de los derechos y en la persecución de aquellos que las están vulnerando”, fueron sus últimas palabras, de claro reproche a Sanz y al consistorio que preside.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.