La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, ha denunciado este lunes "la dejadez" del centro deportivo municipal de Can Cuiàs. En conversación con Metrópoli Abierta, la síndica ha planteado que en casos como el citado, con las instalaciones en mal estado y una gestión deficitaria, sea el Ayuntamiento quien dirija, a través del Instituto Barcelona Esports, el pabellón en lugar de dejarlo en manos de una empresa privada, como sucede en Can Cuiàs.

Los últimos meses, la defensora de los barceloneses ha supervisado una queja de la plataforma vecinal Ara Zona Nord. En la reclamación, el colectivo denunciaba la reducción de actividades en el centro, sin que hubiera una rebaja de la cuota, y la falta de mantenimiento del centro.

La Síndica dice que el pabellón de Can Cuiàs es explotado por Jump 2001 SL hasta el año 2042. El contrato de concesión expone que será esta empresa "la que asumirá el mantenimiento del centro deportivo". Sin embargo, el pabellón presenta "un importante déficit económico" y, ante la falta de beneficios, la empresa no invierte todo lo necesario en el equipamiento.

MAL EQUIPADO

Ante esta situación, ha tenido que ser el Instituto Barcelona Esports quien se ha tenido que hacer cargo de diferentes gastos para mejorar las instalaciones, denuncia la defensora. A pesar de ello, el equipamiento, que da servicio a los barrios de Ciutat Meridiana, Torre Baró, Can Cuiàs y Vallbona, sigue sin estar bien equipado, ni bien cuidado.

Según Vilà, "las personas que quieren practicar deporte no pueden estar mal atendidas y con unos servicios escasos y de mala calidad porque el complejo deportivo sea deficitario y no rinda económicamente como se ha previsto", considera la síndica, para quien la gestión debe pasar a manos públicas si la empresa no es capaz ofrecer un buen servicio a los usuarios.

Vilà, que fue entrevistada por este diario el pasado mes de mayo, reclama al Instituto Barcelona Esports que, como responsable del control y seguimiento de la gestión del pabellón de Can Cuiàs, compruebe que se cumplen los compromisos adquiridos por la empresa gestora, y vele por los derechos de las personas abonadas. La plataforma vecinal ha denunciado que la empresa no ha mejorado la sala más utilizada del pabellón, tal como se había comprometido.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.