La Guàrdia Urbana ha evitado un secuestro en el distrito de Nou Barris. La intervención de los agentes ha evitado que un grupo de cinco personas haya retenido a otra que andaba por la calle y a la que intentaban introducir en un vehículo.

Los agentes han intervenido en una pelea que dos personas tenían en la calle. Tras separarlos, uno de ellos les ha explicado a los agentes que en realidad se estaba defendiendo de un intento de secuestro ya que lo que pretendía su agresor introducirlo en un coche. La persona presuntamente agredida ha identificado al resto de las personas que intentaban secuestrarle y que se encontraban en el interior de un coche cercano, lo que ha permitido a los guardias detenerlos.

COCHE SOSPECHOSO

Una vez detenidos los presuntos autores del intento de secuestro, los agentes les han identificado y han comprobado que el coche en el que se encontraban ya había sido denunciado en una ocasión anterior por uno hecho similar. En aquella ocasión, un grupo de vecinos denunció a la policía que habían sido testigos de cómo una persona fue introducida a la fuerza en el vehículo y agredido en su interior.

Los cinco detenidos, cuatro de ellos ya cuentan con antecedentes penales, han sido imputados por un delito de intento de secuestro, se les ha incautado el vehículo, además de otro coche propiedad de uno de ellos que ha quedado bajo custodia policial.