Agentes de los Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado jueves a dos individuos de 27 y 45 años y de nacionalidad española acusados de los delitos de tentativa de homicidio, lesiones y contra la salud pública tras darle una brutal paliza a otro hombre lanzándole piedras y golpeándole con palos.

Testigos de los hechos avisaron a los Mossos d'Esquadra, que tras desplazarse al lugar de la agresión iniciaron la búsqueda de los implicados, que fueron detenidos en la estación de Metro Trinitat Nova, donde agredieron también a un conductor del suburbano.

En el momento de la detención, los agentes descubrieron que los arrestados portaban consigo nueve placas de lo que parecía hachís, con un peso de 10,5 gramos, así como una navaja con una hoja pequeña de 6,5 centímetros de largo.

Los detenidos son conocidos en el barrio por haber protagonizado otros incidentes y peleas. Eran habituales usuarios de un centro para personas sin techo, donde los Mossos sospechan que se dedicaban al trapicheo de hachís en pequeñas dosis para el consumo directo.

La investigación de los Mossos apunta a que la disputa se inició por un tema de venta de drogas. Los detenidos, de nacionalidad española y residentes en Barcelona, pasaron el sábado 7 a disposición del juez de guardia, que decretó su ingreso en prisión.