Un policía de la Guardia Civil fuera de servicio ha arrestado a un hombre de nacionalidad española y de 41 años como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación en Barcelona. En concreto, el suceso se produjo en una tienda de móviles de la calle Rio de Janeiro, en el distrito de Nou Barris de la ciudad.

El agente, que estaba paseando por dicha zona, observó como dos personas salían del comercio y andaban de manera “sospechosa”. Uno de ellos llevaba una gorra y el otro, una bolsa grande. Ambos llevaban las manos tapadas con unos guantes.

UNO DE LOS PRESUNTOS LADRONES LOGRÓ ESCAPAR

Poco más tarde salió el dueño del establecimiento gritando y diciendo que le acababan de atracar y señaló que los presuntos ladrones iban armados. El agente, fuera de servicio, empezó a correr tras ellos, cruzando la avenida Meridiana y logró arrestar a uno de ellos.

El segundo aprovechó que el guardia estaba deteniendo al otro para escaparse. El agente pidió ayuda a un vigilante de seguridad de la estación de Renfe de Sant Andreu Arenal, que consiguió inmovilizar al presunto ladrón.

Tras el registro, el Guardia Civil fuera de servicio comprobó que el arrestado llevaba un arma simulada y 16 móviles de alta gamma, valorados en más de 8.000 euros y 205 euros en efectivo en el interior de una bolsa. Dos agentes de la Guardia Urbana se encargaron de trasladar al detenido hasta las dependencias policiales.