El pla de barri de Roquetes, la voluntad de crear un tejido educativo de distrito para trabajar a nivel ciudad y, de nuevo, los cambios de movilidad han sido los protagonistas del último pleno del año de Nou Barris celebrado el martes 28 de noviembre.

“Tenemos la capacidad de corregir los errores”, respondía la regidora de Nou Barris, Janet Sanz, a la ola de quejas que hicieron los vecinos de distintos barrios del distrito. El motivo lleva repitiéndose en los consejos de Roquetes, Turó de la Peira, Can Peguera, Verdum y Prosperitat, los barrios que más afectaciones han tenido por la política de movilidad introducida por el gobierno. Paradas anuladas, cambiadas de lugar y cambios de sentido de autobús en Roquetes y Verdum, dos de los barrios con más cuestas de Barcelona. Seguidamente, la regidora señaló al Partit dels Socialistes de Catalunya pidiéndole coherencia, ya que, hasta hace pocos días formaban parte del equipo de gobierno y a lo que el portavoz socialista, Gabriel García, le refutó que su equipo no estuvo de acuerdo con estos cambios, pese a que gobernaban juntos.

Bus D40 / TMB
Nueva línea de autobús en Nou Barris / TMB

De la movilidad al pla de barris de Roquetes. Un plan criticado por todos los partidos de la oposición compartiendo la misma razón: la falta de participación de todos en la elaboración del plan. Un hecho que años atrás, sí se respetaba, al menos, como observadores. Un plan muy enfocado a la rehabilitación de las viviendas y crear espacios más accesibles a la montaña de Collserola con el fin de incentivar la vida al aire libre de los vecinos con el entorno. Una idea que cuesta 9’5 millones de euros. Además, según la regidora, el pla de Roquetes también contempla un proyecto de ocupación para las personas desempleadas de larga duración. Una idea que no ha concretado sobre el terreno. Una vía de trabajo más dentro del plan es el de la convivencia. Roquetes, desde la década de los 90’, ha ido incrementando su diversidad cultural. Primero, con la llegada de personas sudamericanas y de etnia gitana, y después; de otras nacionalidades extracomunitarias.

Carretera Alta de les Roquetes / CASTELL DE TORRE BARÓ
Carretera Alta de Les Roquetes / CASTELL DE TORRE BARÓ

Precisamente, Roquetes ya cuenta para ello con una red de asociaciones que trabaja todo el año y la Plataforma d´Entitats de Roquetes reprochó que se haya hecho el pla de Roquetes a base de diagnóstico de situación, como el caso de Mercat de Núria de Ciutat Meridiana. La Plataforma d´Entitats de Roquetes criticó el gasto de miles de euros que se ha gastado el gobierno municipal en hacer diagnósticos y la falta de especialistas en asuntos de convivencia. “Queremos liderar lo que ya sabemos que se tiene que arreglar”, reprobaban dos miembros de la plataforma. En la misma dirección, el conseller de C´s, Juan del Olmo, criticó al gobierno el haber gastado 150.000 euros para hacer un diagnóstico del estado de algunos mercados del distrito, “existiendo el Institut Municipal de Mercats de Barcelona que ya vela por el estado de funcionamiento de los mercados”. De este modo, BComú habría duplicado tareas y costes. La socialista, Nuria Gaig también cuestionó la duplicidad de especialistas para las mismas funciones.

En tema de vivienda, Adrià Ventura, de PDeCAT, acusó el proyecto de vivienda de la calle Cirerers, “un terreno que tendría que ser para vivienda social y no cooperativa, para la cual se necesita tener más de 10.000 euros para adquirir y en el barrio, pocos vecinos disponen de esta cantidad”.

Pensiones e hipotecas, las preocupaciones de los vecinos más mayores fueron anotados por la regidora pero ninguneados por la consellera Flaqué, la misma que a partir de ahora se encargará de la cartera de Gent Gran en Nou Barris.