La familia con tres menores desahuciada (uno de ellos, un bebé) este jueves a última hora de la tarde en Ciutat Meridiana podrá volver a su casa. El BBVA, propietario de la vivienda, realojará a la familia este mismo viernes. 

La entidad bancaria ha indicado que desconocía la situación de vulnerabilidad en que se encontraban estos vecinos de Nou Barris. El banco afirma que nadie del Ayuntamientode Barcelona se lo notificó y que, si lo hubiesen hecho, el desahucio del piso de la calle de Rasos de Peguera no se habría producido. 

CRÍTICAS DEL AYUNTAMIENTO

La concejal de Vivienda de Barcelona, Lucia Martín, ha exigido esta mañana explicaciones al conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, por el desalojo de anoche en Ciutat Meridiana.

En declaraciones a los periodistas, Martín ha criticado que la familia sufrió un primer desahucio por la mañana, "sin orden judicial", y que ni la familia ni el Ayuntamiento recibieron la notificación de que se iba a producir, por lo que ha lamentado que el consistorio no pudo actuar ni mediar para que no sucediera.

Tuit Jordi Martí Galbis 30.10

PERO NO HIZO NADA

Sin embargo, según ha avanzado Ser Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona sabía de esta situación límite de desahucio inminente desde el 12 de marzo y se mostró incapaz a la hora de detenerlo.

El lanzamiento se hizo efectivo este 29 de octubre tras un largo procedimiento judicial. El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJCAT) asegura que se inició en 2018, después de que los inquilinos okuparan la vivienda de forma ilegal sin tener contrato alguno con la propiedad. El 14 de mayo se dictó sentencia, pero el desalojo se detuvo hasta en tres ocasiones. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.