ARCHIVADO EN:

Ciutat Meridiana es uno de los barrios más olvidados por el Ayuntamiento de Barcelona. Así lo asegura el presidente de la asociación de vecinos, Filiberto Bravo. Ciutat Meridiana forma parte del distrito de Nou Barris y tiene, según los datos municipales, el nivel de renta más bajo de la capital catalana, es decir se trata de la zona más pobre de Barcelona. "En Ciutat Meridiana vivimos unas 10.000 personas. Hay de todo, pero los jóvenes se acaban yendo", subraya Bravo en conversación con Metrópoli Abierta. El barrio también cuenta con un número elevado de población inmigrante y es uno de los que sufre más desahucios.

Geográficamente, Ciutat Meridiana se encuentra en plena montaña. Se trata de uno de los barrios con más cuestas, lo que dificulta enormemente la movilidad de los vecinos, especialmente entre los más mayores. El barrio cuenta con tres escaleras mecánicas y ascensores que unen varias partes del barrio para intentar paliar la problemática de los desplazamientos. En breve, el Ayuntamiento iniciará la construcción de la cuarta escalera, en la calle de les Agudes 124-142. La obra costará unos tres millones de euros.

NUEVE MESES DE RETRASO

El presidente de la asociación de vecinos asegura que los trabajos se tenían que haber iniciado a principios de año, es decir que acumulan nueve meses de retraso. "Después nos dijeron que empezarían en septiembre. Estamos a mitad de mes y seguimos igual. Únicamente, los técnicos han venido a comprobar el estado de los pisos, un trabajo previo antes de iniciar las perforaciones", dice Bravo. El consistorio aprobó definitivamente el 26 de julio el proyecto ejecutivo. 

Fuentes del Ayuntamiento de Barcelona aseguran que la previsión es que las obras puedan empezar la primera quincena de octubre. Las fuentes consultadas concretan que las escaleras irán desde la avenida de los Rasos de Paguera hasta la calle de les Agudes y los trabajos incluirán la urbanización de todo el ámbito con una zona de juegos infantiles y jardines.

Según Bravo, la construcción de estas escaleras no solucionarán totalmente los problemas de movilidad de los vecinos de esta parte del barrio. Las escaleras tendrían que ir desde la plaza del metro hasta la zona del Torrent del Bosc. "Con las obras que iniciarán ahora solo se mejora la movilidad de una parte del barrio, y no es la más necesitada. El Ayuntamiento nos ha dicho que el resto del proyecto lo hará más adelante". Sin embargo, el presidente de la entidad vecinal afirma que no hay calendario. Buena parte de los comercios se encuentran en la parte baja del barrio, y las personas que no tienen coches tienen muchas dificultades para ir a comprar.

Filiberto Bravo, presidente de la asociación de vecinos de Ciutat Meridiana / MB
Filiberto Bravo, presidente de la asociación de vecinos de Ciutat Meridiana / MB

Desde el Ayuntamiento, se asegura que hay otro proyecto aprobado definitivamente y pendiente de licitar, que sería la continuación del proyecto anterior. En este caso, las escaleras unirán la calle de les Agudes con Torrent del Bosc, lo que favorecerá la conexión con la parada del metro de Can Cuiàs, afirman fuentes municipales.

INCIVISMO Y TARDANZA EN REPARAR

Los problemas de movilidad que tiene Ciutat Meridiana se ven acrecentados por el incivismo y la tardanza municipal en reparar el resto de escaleras mecánicas o ascensores del barrio cuando se estropean. "Hay un incivismo colectivo, pero el mantenimiento es lento y no es el adecuado". En ocasiones, la reparación se ha prolongado durante meses, lo que ha provocado el enfado de muchos vecinos. A estas dificultades se suma "la reducción de la frecuencia de paso de dos de los autobuses principales, el 62 y el 76", destaca Bravo.

"Ciutat Meridiana es un barrio olvidado por las administraciones. Ha sucedido con todos los gobiernos. Con la llegada de Ada Colau teníamos algo más de fe, pero ha sido un fiasco. Los barrios periféricos no preocupa nada a los políticos. Es un barrio sin comercio ni dinero. Solo somos 10.000 vecinos y muy pocos votos que ganar".