Los vecinos del barrio de la Mercè, en Pedralbes, han visto como aparcar en sus propias calles se ha convertido en todo un reto. Ubicada a los pies de Collserola, esta zona del distrito de Les Corts se caracteriza por sus calles estrechas y unas casas blancas unifamiliares con carácter mediterráneo.

Esta característica orografía, dificulta encontrar espacio que se pueda destinar al estacionamiento en superficie. Además, la ausencia de parkings públicos y la escasez de privados no deja opción a los residentes más allá del aparcamiento en la vía pública.

A la espera de las obras de rehabilitación del barrio, que regularán las plazas existentes a pie de calle, el vecindario urge a su Distrito para ganar estacionamientos lo antes posible.

'A LARGO PLAZO'

Toni Segarra, portavoz de la Asociación de Vecinos del Barrio de la Mercè, afirma que el Distrito “escucha y da solución a los vecinos”, pero el problema es que lo hace “a demasiado largo plazo”.

En este sentido, explica que el Gobierno municipal “ha confirmado que el aparcamiento regulado llegará al barrio” tras las “obras de rehabilitación”, cuyo comienzo está previsto “a mitad de año”. Pese a ello, esto no es suficiente, ya que la implementación mayoritaria de área verde y zona azul en Les Corts ha convertido a la Mercè en una especie de Park & Ride en Barcelona. “Es imposible aparcar entre semana, hay coches que están siempre”, lamenta Segarra.

La alternativa de estacionamiento más cercana sin regular para los vecinos se encuentra en la avenida Pearson, ubicada “a 10 minutos del barrio”, una vía que Segarra denuncia que no está “transitada ni bien iluminada”.

Barrio de la Mercè / AJ BCN
Barrio de la Mercè / AJ BCN

SOLUCIÓN INMEDIATA

Para lograr una solución que permita ganar plazas de estacionamiento sin tener que esperar a las obras de rehabilitación, los vecinos han propuesto una solución que se traduciría en la consecución de “ocho o nueve plazas” adicionales de forma inmediata.

El portavoz vecinal asegura que esta propuesta pasa por una actuación en la “calle Can Falgàs”, que se basa en la retirada de plantas de una “especie invasora”. Esta acción, de una sencillez evidente, paliaría una problemática que acompañará a los vecinos hasta al futura regulación.

Segarra insiste en la necesidad de materializar esta acción. Argumenta que “el número de coches por vivienda es superior a uno”, y explica que pocas de ellas cuentan con un “aparcamiento propio”. Además sitúa en unas “150” la cifra de nuevas plazas que necesitan los residentes.

SIN APROBACIÓN MUNICIPAL

Aunque los vecinos han realizado esta petición reiteradamente, por el momento no han obtenido aprobación municipal.

Fuentes municipales apuntan que "en la calle Falgàs existen unas 12 plazas de aparcamiento en batería frente a los números 6-8-10". Respecto a la "zona ajardinada arbustiva que se encuentra en el lado montaña", las mismas fuentes indican que "desde Parcs i Jardins se mantiene" y "no se considera la previsión de anularla". Como alternativa de estacionamiento, se señalan las "plazas de aparcamiento en la calle Joan d'Alós".

Además, explican que "el Pla Director del Barri de la Mercè contempla unas fases de actuación para la futura urbanización que permitirá incorporar plazas de aparcamiento que compensarían la pérdida de plazas que se producirá por la urbanización de las diferentes fases del Pla Director".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.