El estado de unos jardines del barrio de Sant Ramon i la Maternitat, en Les Corts, indigna a unos vecinos que llevan años exigiendo una solución. A escasos metros del Camp Nou, los Jardines de Bacardí requieren una reforma que nunca llega.

El parque cuenta con un mobiliario urbano deteriorado y una falta de vegetación alarmante, entre otras problemáticas, una situación a la que los residentes quieren poner fin para dejar de ver la perjudicada imagen que actualmente ofrece el recinto público.

AÑOS SIN OBRAS

Fernando, un vecino de Les Corts que acude al pipican con el que cuenta el jardín con su perro, explica que hace "unos tres o cuatro años" que el consistorio no hace reformas en el parque, y señala el deterioro existente. Además, indica que "la tierra" de la zona reservada para perros sale hacia el parque, señalando que se necesitaría "poner remedio" a esta cuestión.

Acceso al jardín barcelonés / RP
Acceso al jardín barcelonés / RP

Carla, residente del barrio, se muestra más crítica con los Jardines Bacardí. Esta vecina destaca que el recinto está "bastante dejado", y denuncia que hay "papeleras oxidadas y algunos bancos rotos". Además, lamenta el "mal estado" en el que se encuentra el parque infantil.

Para Miguel, un jubilado que acostumbra a acudir al parque, el principal problema es el verde de este jardín. Por ello, reclama que se debe "replantar la hierba" en la zona, porque en determinados puntos del parque "es todo tierra".

Papelera oxidada en los Jardines de Bacardí / RP
Papelera oxidada en los Jardines de Bacardí / RP

'AGUJEROS, BANCOS ROTOS Y PAPELERAS PODRIDAS'

Anna Ramon, presidenta de la Asociación de Vecinos de Camp Nou, explica que "hace muchos años" que los vecinos piden "que se arregle este jardín porque está muy deteriorado". El Ayuntamiento garantizó estos trabajos para 2020, pero se cancelaron debido a la "pandemia".

La portavoz vecinal afirma que el recinto está "cada vez peor", y señala los múltiples daños con los que cuenta. "Hay agujeros, los bancos están rotos, y los perros y sus dueños se han hecho los dueños del jardín", denuncia. En este sentido, la presidenta argumenta que tras haberse hecho "un pipican nuevo de 700 metros cuadrados", a los propietarios de animales aún "les parece poco". Como consecuencia, es habitual ver a los canes sueltos por la totalidad del jardín, lo que comporta que las papeleras estén "podridas por los orines" de estos animales.

Al margen del mobiliario urbano, la líder vecinal también señala el mal estado en el que se encuentra "el verde del jardín", y explica que también requiere un arreglo.

Parque infantil de los Jardines de Bacardí / RP
Parque infantil de los Jardines de Bacardí / RP

FUTURA REFORMA

La presidenta del colectivo vecinal explica que, "hace 15 días", estuvieron caminando por la zona con el "regidor", Joan Ramon Riera. Durante el encuentro, el concejal socialista garantizó que se llevaría a cabo la reforma, pero los vecinos todavía no conocen "una fecha y un proyecto" concretos, más allá de una ampliación del parque infantil y un reacondicionamiento general.

Desde la asociación esperan que, después de que se lleven a cabo los trabajos, el jardín sea "para los niños", y no quede como una zona exclusiva para perros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.