ARCHIVADO EN:

Juan Miguel Gervilla falleció el 20 de diciembre del año 2000, víctima de un atentado terrorista de la banda ETA. Trabajaba como agente de la Guàrdia Urbana y murió a consecuencia de los disparos que recibió de los ocupantes de un coche averiado a los que había acudido a ayudar.

Los ocupantes del vehículo resultaron ser miembros de ETA y se movían en un coche bomba cargado con 13,5 kilos de explosivo. Ahora, 18 años después, los sindicatos de la Guàrdia Urbana piden a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y a los grupos municipales cambiar el nombre de una calle del barrio de Les Corts por el de Juan Miguel Gervilla.

La propuesta fue bien recibida por el PSC, que la presentó el pasado 25 de abril para que se debata en el plenario del distrito de Les Corts que se celebrará el próximo 8 de mayo. La calle en cuestión que se propone rebautizar es la calle Institut del Frenopàtic, la cual desde el PSC consideran que tiene una "terminología obsoleta".

La iniciativa cuenta con los apoyos de los sindicatos SAPOL, UGT, CCOO y CSI-F. Este último sindicato, el CSI-F, ha enviado una carta a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a quien pide que ordene a la Comisión de la ponencia del Nomenclátor que estudie el cambio de nombre de una calle de Les Corts, distrito en el que estaba destinado el agente de la Guàrdia Urbana fallecido en el 2000 al que ahora se pide homenajear.

Gervilla tenía 38 años en el momento de su fallecimiento y estaba destinado en Barcelona desde 1986. Los disparos recibidos, en el cruce de la avenida Diagonal con la calle Numancia, fueron los motivos de su muerte.

El presidente del grupo municipal Popular (PP), Alberto Fernández, se ha sumado a la propuesta de dedicar una calle al agente Juan Miguel Gervilla en el barrio de Les Corts y ha recordado que su formación ha propuesto a Colau instalar placas en la vía pública en recuerdo de las personas asesinadas por el terrorismo en Barcelona, pero que la alcaldesa Colau se ha negado a ello.