La plaza de la Concòrdia de Les Corts es uno de los tesoros escondidos de Barcelona. Puede sorprender incluso a los ciudadanos de la capital catalana. Es uno de los espacios más emblemáticos del distrito. Posee negocios y bares con encanto y es perfecto para tomar una caña, pasar un rato en familia o simplemente descansar.

La plaza es tranquila por la mañana, está llena de niños y niñas a media tarde y de jóvenes tomando unas cervezas por la noche. Es un lugar agradable y acogedor que se encuentra en el Eixample de Les Corts o Les Corts Nuevas, por donde pasaba el antiguo tranvía.

Plaza de la Concòrdia, en Les Corts / HUGO FERNÁNDEZ
La plaza de la Concòrdia tiene algo especial / HUGO FERNÁNDEZ

¿UNAS BRAVAS EN EL FRAGMENTS?

La plaza de la Concòrdia es el corazón del distrito. Está a solo unos minutos a pie de L'Illa Diagonal y es uno de los rincones más especiales de Les Corts. La plaza está presidida por la parroquia de Santa Maria del Remei y su campanario.

Parroquia de Santa Maria del Remei, en la plaza de la Concòrdia / HUGO FERNÁNDEZ
Parroquia de Santa Maria del Remei, en la plaza de la Concòrdia / HUGO FERNÁNDEZ

El Fragments Cafè es un gran lugar para comerse unas patatas bravas y tomar unas cañas con amigos en su terraza. La plaza acoge también la Farmàcia Antiga de Les Corts, que data de 1860, y el palacete modernista de 1897 que alberga el centro cívico Can Deu y sus jardines y terrazas, muy recomendables.

Detalle de la parroquia de la plaza de la Concòrdia / HUGO FERNÁNDEZ
Detalle de la parroquia de la plaza de la Concòrdia / HUGO FERNÁNDEZ

PASTELERÍA BOAGES

Otro imprescindible de la plaza de la Concòrdia ha sido la pastelería Boages. Abrió en los años 40 y se convirtió en un símbolo del comercio del barrio. Conservaba el espíritu de antaño y su aspecto original, pero por desgracia ya no sigue abierta.

Terrazas del centro cívico Can Deu / HUGO FERNÁNDEZ
Terrazas del centro cívico Can Deu / HUGO FERNÁNDEZ

La pastelería era famosa por elaborar productos únicos que ya no se encontraban en muchas otras. Además, tenía recetas propias, como por ejemplo los higos de Cáceres rellenos de trufa y bañados con chocolate, una delicia.

Interior del centro cívico Can Deu / HUGO FERNÁNDEZ
Interior del centro cívico Can Deu, en la plaza de la Concòrdia / HUGO FERNÁNDEZ

Ahora ya conoces lo que te puede deparar la plaza de la Concòrdia de Les Corts. ¿Te vas a perder las bravas del Fragments, los jardines del centro cívico de Can Deu o las delicias de la pastelería Boages?