El distrito de Les Corts se ha movilizado para impedir que dos líneas de autobuses que dan servicio a los vecinos cambien su recorrido. Consideran que el cambio va a ir en perjuicio de un buen número de vecinos y exigen a la empresa de transportes públicos que cumpla el acuerdo adoptado por el pleno del distrito para el mantenimiento del recorrido tal y como está en la actualidad.

Como medida de protestas, los vecinos afectados por este posible cambio en ambas líneas han convocado una concentración, que tendrá lugar en el número 12 de la avenida de Madrid, donde se encuentra una de las paradas del H10 que se quiere eliminar, a partir de las 19 horas del día 20 de noviembre, para mostrar su rechazo a la intención del Ayuntamiento y de TMB de variar el recorrido de las dos líneas de autobús.

La propuesta de TMB respecto al H10 implica la eliminación de su paso por la avenida de Madrid, con lo que mas de 30.000 vecinos que viven en dicha avenida entre la plaza del Centre y la calle de Sants se verán seriamente perjudicados. El motivo, que deberían ser los autobuses de la linea 54 los que absorbiesen todo ese volumen de usuarios, en una zona en la que, además, hay varias escuelas e institutos, con lo que eso conlleva de aumento de pasajeros en determinadas horas del día.

Los cambios previsto en la H10 implicarán que acabará su recorrido en Sants y no continuar por la avenida de Madrid, como hasta ahora, por lo que los vecinos de Sant Ramon que quieran ir al CAP Numància se verán obligados a hacer transbordo, con el consiguiente perjuicio sobre todo para la gente de más edad.

En cuanto a la línea 54, el cambio implicará que finalizará su recorrido en Collblanc y dejará de dar servicio en ocho paradas, por lo que se quedarán sin servicio muchos vecinos, que deberán andar un largo trayecto o hacer un transbordo.

MÁS CAMBIOS

Pero, además, las modificaciones previstas en la línea 54 implicará que el barrio de la Maternitat i Sant Ramon se quedará sin servicios de autobús. Estos cambios afectan a una línea que une este barrio con algunos centros hospitalarios de referencia, como el Hospital Clínic o el Hospital del Sagrat Cor, y con la estación de autobuses del Nord, lo que implicaría un serio trastorno para muchas personas mayores de edad que usan esta línea para desplazarse a dichos servicios.

La iniciativa de los vecinos, que se ha hecho a través de la plataforma change.org, exige que el Ayuntamiento de la Ciudad y TMB, responsables de los transportes públicos, respeten la decisión adoptada en el Consell del Districte con los votos favorables de todos los grupos, excepto Barcelona en Comú.

No es la primera vez que el consistorio y TMB indignan a los vecinos por los cambios anunciados en las líneas de autobuses y han sido muchos los barrios que han protestado para que se mantengan unos recorridos a los que los vecinos están acostumbrado y que, sobre todo, resultan ideales para las personas mayores en sus desplazamientos a los centros de salud o a los servicios más habituales.