El proceso de realojo de los vecinos de la Colònia Castells -suspendido por orden judicial- podría reactivarse en breve si el magistrado que instruye la causa acepta la solución provisional que le va a hacer llegar el distrito de Les Corts. Los representantes municipales plantean al magistrado que autorice la celebración de un nuevo sorteo de pisos para afectados que incluya a la familia que ha interpuesto la demanda que ha paralizado todo el proceso, para que de esta forma también tenga acceso a una nueva vivienda. Al menos, mientras el juzgado no resuelve de forma definitiva el pleito.

Como avanzó Metrópoli Abierta, El pasado 30 de enero estaba previsto que se sortearan los pisos de promoción municipal en los que debían realojarse las 14 familias afectadas por la demolición de la primera fase de las casas de la histórica Colònia Castells que todavía siguen en pie en las calles de Piera y del Taquígraf Serra. Pero solo dos días antes, el distrito de Les Corts recibió una notificación del juzgado que suspendía de forma cautelar el sorteo. El motivo: que una decimoquinta familia, propietaria de unas casas de la colonia pendientes de derribo, consideraba que también tenía derecho a ser realojada en el nuevo edificio de titularidad municipal que se ha construido en la confluencia de la calle de Entença y la Travessera de Les Corts.

El Ayuntamiento de Barcelona no incluyó a esta familia en el primer sorteo por considerar “que no tenía derecho a ser realojada, ya que no estaba empadronada en el inmueble cuando se aprobó el planeamiento”, ha explicado el consejero técnico de Les Corts, Toni Coll. En opinión del ayuntamiento, esta familia, que era la legítima propietaria del inmueble, solo tenía derecho “a una indemnización por la expropiación de su casa”. Pero no a un realojo, porque las exigencias y claúsulas del planeamiento urbanístico no lo permitían en tanto que la familia no estaba en ese momento empadronada en el inmueble ni lo habitaba. En realidad, el nucleo familiar se mudó a su casa de la colonia después de aprobado el planeamiento..

GARANTIZAR LOS DERECHOS DE LAS FAMILIAS

No obstante, el distrito de Les Corts está dispuesto a ceder provisionalmente a la petición de la familia denunciante y está dispuesto a incluirla en un nuevo sorteo si el juez lo autoriza. “De esta manera la familia no sufriría ningún perjuicio y podrá trasladarse a una vivienda nueva en Entença”, mientras se resuelve la demanda, ha destacado el consejero. Los pisos del bloque municipal se entregan en régimen de alquiler social, aunque sus adjudicatarios tienen un derecho preferencial a acceder a la compra

Fachada de la Colònia Castells que da a la calle del Taquígraf Serra
Fachada de la Colònia Castells que da a la calle del Taquígraf Serra

Si al final el juez acaba dando la razón a los denunciantes, la familia habrá estado durante todo el proceso judicial “protegida” y ocupando el piso que “en derecho” le correspondía y, por lo tanto, no podrá reclamar daños y perjuicios..Si al final, el magistrado estima que la razón es del municipio, la familia deberá abandonar el piso (o en todo caso negociar su permanencia) pero no tendrá que compensar al distrito por el uso provisional del inmueble. Con esta solución también se habrían garantizado “los derechos de las 14 familias que estaban incluidas en el sorteo”, ha matizado Coll, porque podrían trasladarse de forma inminente a los nuevos pisos.

En el supuesto de que el juez acepte la celebración de un nuevo sorteo para la primera fase (esta vez con quince participantes), se modificarán las bases del mismo para incluir a la familia denunciante. De esta form el proceso urbanístico de la Colònia Castells se desencallará y podrán comenzar los derribos de las casas afectadas del pasaje Piera y de Taquígraf Serra, unos terrenos en los que está prevista una zona verde de 1.000 metros cuadrados. “La prioridad para Les Corts es que el proceso pueda continuar y que se sigan desarrollando el resto de fases previstas”, ha incidido Toni Coll.

IMPACIENCIA POR LA PRECARIEDAD

La situación actual en la Colònia Castells es tensa y está marcada por una cierta impaciencia, porque algunas de las 14 familias afectadas por el sorteo suspendido “viven en condiciones muy precarias debido al mal estado de sus viviendas”, ha recordado el consejero técnico de Les Corts. También hay afectados por las fases posteriores del proyecto de transformación de la antigua colonia, que también se encuentran en situaciones de cierta precariedad, y que esperan como agua de mayo que el problema se desatasque.