El distrito de Les Corts ya tiene una nueva vía peatonal. Se trata de la calle Conxita Supervia, una calle que se ha sometido a un proyecto de rehabilitación que la ha convertido en una calle peatonal, con acceso exclusivo para los vehículos que entran o salen de los parkings vecinales que hay en la calle.

Las obras de remodelación de esta calle de 120 metros de longitud y de unos 16 metros de ancho, que ha afectado a una superficie de algo más de 3.000 metros cuadrados, han costado algo más de 1 millón de euros. Las modificaciones han afectado, además de a la peatonalización de la vía, a las aceras, al mobiliario urbano y a la iluminación.

Además, se ha hecho desaparecer el muro que separaba la calle del centro cívico Joan Oliver 'Pere Quart', lo que facilitará el acceso de los vecinos de la zona a las instalaciones del centro, que hasta ahora estaba aislado por la zona aledaña a la calle ahora rehabilitada.