Jóvenes con síndrome de Asperger harán de guías culturales en el Monasterio de Pedralbes. La iniciativa forma parte del proyecto de inserción laboral Guia'm que impulsan el Monasterio de Sant Cugat del vallès y el Ayuntamiento de la citada localidad. De este modo, estas personas se convierten en difusores del patrimonio cultural y harán visible el síndrome de Asperger que padecen desde un punto de vista positivo, mostrando las habilidades y capacidades.

Junto al monasterio y el Ayuntamiento de Sant Cugat, participa la Fundació Friends, una entidad sin ánimo de lucro que apoya a los jóvenes con Asperger con problemas de comunicación social. La fundación ofrece a los chicos refuerzo psicológico y formación. Desde el programa Guia'm se busca la integración laboral y real del colectivo, una salida profesional a través de la que, además, estas personas desarrollan sus habilidades sociales. 

MÁS DE 2.000 PERSONAS

El proyecto nació en 2014 de la mano de la fundación que contó la colaboración del Ayuntamiento de Sant Cugat. La idea nació por parte de un familiar de un joven con síndrome de Asperger que tenía un gran interés, socio de la fundación. Las visitas se iniciaron en el Monasterio de Sant Cugat en 2016. A lo largo de tres años, en el centro religioso se han hecho 175 visitas con el programa Guia'm con la asistencia de 2.004 personas.

La propuesta llega al Monasterio de Pedralbes después de la firma de un convenio con el monasterio de Sant Cugat el año pasado a través del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad de Barcelona. Los últimos meses se ha estado preparando a dos personas para hacer las visitas y se han realizado algunas pruebas piloto.