ARCHIVADO EN:

Este lunes por la mañana los centros educativos de los Maristas Sants-Les Corts han amanecido con pintadas. Frases como "Pederastes encobridors" o "No callarem" estaban escritas en la fachada de las escuelas. 

Las pintadas coinciden con el primer día en que celebra el juicio contra el pederasta confeso Joaquín Benítez. Durante la sesión el exprofesor ha pedido perdón a las víctimas y ha asegurado que "había más" docentes implicados en los hechos. 

Dos Mossos que investigaron los abusos han explicado en la Audiencia de Barcelona que el centro se resistió a facilitarles información sobre el acusado.

La Fiscalía acusa a Benítez de haber abusado sexualmente de cuatro alumnos menores cuando era profesor de educación física y pide para él una pena de 22 años de cárcel y 14 años de inhabilitación.