ARCHIVADO EN:

Los calabozos de la comisaría de Les Corts están colapsados. Los motivos son los cambios de protocolos en los arrestos a causa de la pandemia y el aumento de detenidos de las últimas semanas tras un repunte de la actividad delictiva.

Ahora, todos los detenidos declaran ante el juez por videoconferencia en lugar de ser trasladados a la Ciutat de la Justícia, donde también hay calabozos. Desde el pasado 26 de marzo se han hecho 2.055 comparecencias telemáticas.

NUEVA COMISARÍA

Esta circunstancia ha obligado a la policía autonómica a abrir los calabozos de la comisaría de Horta-Guinardó, ha avanzado Ser Catalunya, para cumplir con los requisitos de seguridad decretados por las autoridades sanitarias.

50 DETENIDOS DIARIOS

Durante las semanas de confinamiento bajaron notablemente los delitos y no había problemas de aglomeraciones. Ahora, las detenciones diarias han vuelto a subir y se sitúan en unas 50 cada día. En cada celda, los Mossos d'Esquadra tienen que poner menos detenidos para evitar contagios. Estas semanas, 23 arrestados han sido aislados sospechosos de tener coronavirus.

En la comisaría de Les Corts, explica Ser Catalunya, caben 66 detenidos en 35 celdas. El 30 de mayo, los calabozos llegaron al máximo de su capacidad y se tuvieron que habilitar los espacios del equipamiento policial de Horta-Guinardó. A Les Corts van todos los arrestados que los Mossos y la Guardia Urbana hacen a diario en Barcelona. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.