Los vecinos del Guinardó exigen que el Ayuntamiento deje de pavimentar los caminos de tierra del parque del Guinardó. El Ayuntamiento empezó hace unos meses un proyecto de pavimentación de los principales caminos de la zona montañosa del parque y ahora quiere empezar una segunda fase en la que se pretende pavimentar buena parte de los caminos que aún no lo están.En esta fase también se verán afectadas algunas zonas del Turó de la Rovira

Sin embargo, los vecinos han salido a la calle para dejar claro que no están dispuestos a que los caminos de tierra por los que pasea se conviertan en zonas pavimentadas, algo que desnaturaliza el propio parque.

Por ello, los vecinos afectados han convocado concentraciones para impedir que el proyecto del Ayuntamiento siga adelante. Por el momento, han retirado las vallas que los operarios han colocado en algunas de las zonas de acceso al parque como medida de protesta.

AMIANTO

El pavimentado de algunos de los caminos de tierra del parque del Guinardó comenzó hace algún tiempo. Y se hizo, igual que se intenta hacer ahora, de espaldas a los vecinos, que se encontraron las zonas pavimentadas sin que ningún responsable municipal les hubiera comunicado las obras que se iban a llevar a cabo.

¿La razón? La presencia de amianto en los caminos de tierra del parque. Esto se debe a los escombros que se fueron arrojando en la época preolímpica, cuando se derribaron las barracas que se encontraban en las zonas próximas para evitar que las personas que acudieran al evento ollímpico se llevaran una mala impresión de la ciudad.

Y en lugar de retirar la tierra afectada por el amianto la decisión del Ayuntamiento fue cubrir las zonas afectadas con una capa de hormigón, con la esperanza de que eso evitara que el amianto afectara a la salud de las personas.

Pasados unos meses desde que se concluyó aquella primera fase, desde el consistorio se quiere continuar con el proceso de pavimentado de la zona, aunque todo el proyecto se ha hecho de espaldas a los vecinos y a los usuarios del parque, muchos de los cuales aprovechan la presencia de la zona arbolada para pasear a sus mascotas. Aunque es muy diferente hacerlo por un camino de tierra que por un camino pavimentado.