El camino que unirá las calles de Cartagena y Sant Quintí el interior del Hospital de Sant Pau se financiará en parte con la tasa turístíca. El Ayuntamiento de Barcelona destinará 300.000 euros, recaudados con el impuesto, a la financiación de la obra. Los 700.000 euros restantes los desembolsará la Fundació Privada de la Santa Creu i Sant Pau.

Los trabajos tenían que iniciarse el próximo otoño, pero se han retrasado a principios de 2019. El objetivo del proyecto, que Metrópoli Abierta ya explicó el 28 de mayo, es mejorar la conectividad entre los barrios del Baix Guinardó y el Guinardó. Ahora, para llegar a la calle de Sant Quintí desde Cartagena solo se puede ir por Sant Antoni Maria Claret o bordeando la Ronda del Guinardó por el nuevo hospital de Sant Pau. La obra es una demanda de hace años de los vecinos de la zona.   

13,5 HECTÁREAS

El plan lo ejecuta la fundación del hospital y se desarrollará en tres fases, que durarán algunos años. "Es un proyecto ambicioso contemplado en el plan director urbanístico del recinto", ha dicho el director general de servicios generales de la fundación, Agustí Grau. La obra abrirá algo más el espacio modernista a la ciudad, que ocupa una superficie de 13,5 hectáreas.

El corredor se empezará a ejecutar con la apertura de un acceso al hospital en la calle de Cartagena, a la altura de Llorens i Barba, por encima de la Fundació Puigvert, y por debajo de Mas Casanovas. El nuevo vial está pensado para que sea utilizado por los peatones, no por el tráfico rodado. Los únicos vehículos que podrán utilizar estos puntos de entrada y de salida de Sant Pau serán los de servicios

El acceso por Cartagena contará con una zona de estancia para los vecinos y se adentrará unos 30 o 40 metros hacia el interior de Sant Pau desde Cartagena. Las primeras obras servirán también para que los vehículos que se dirijan a la Fundació Puigvert, en la calle de Cartagena, puedan entrar directamente a la fundación sin necesidad de cruzar por el interior de Sant Pau, como sucede ahora. Grau dice que la nueva entrada reducirá el tráfico en el recinto. 

CERRADO DE NOCHE

El acceso de Cartagena conectará más adelante con otro en la calle de Sant Quintí, que se situará muy cerca del nuevo instituto de investigación de Sant Pau, a la altura de la travesía con la calle de la Torre Vélez. Precisamente, los trabajos que llevará a cabo el Ayuntamiento consistirán en mejorar el pavimento de la zona peatonal cercana a Sant Quintí, incrementar la vegetación y el arbolado, e instalar una nueva iluminación y señalización. También se instalará un sistema de control y cierre del acceso. El recinto permanecerá cerrado por las noches. Los trabajos del Ayuntamiento acabarán en 2020.

El proyecto contempla adecuar el espacio situado justo delante del edificio universitario que la Universitat Autònoma de Barcelona tiene en Sant Pau como una gran zona verde y peatonal abierta a los vecinos, los pacientes, el personal del recinto y los alumnos universitarios. Una de las dificultades para ejecutar el proyecto es saber cómo se concreta el traslado del edificio en el que está el estabulario del Hospital de Sant Pau y que se encuentra en medio de por donde tiene que pasar el nuevo vial.