ARCHIVADO EN:

El Carmel se ha convertido en el inesperado escenario de un doble conflicto okupa. Tras la llegada ya solventada de unos inquilinos que accedieron a una finca del barrio y atemorizaron al mismo mediante robos, peleas y amenazas a vecinos y comerciantes, otro hombre está replicando la misma situación poco más de un mes después.

El hombre se ha instalado en un inmueble, ubicado en el pasaje de Sigüenza, y ha vuelto a poner en jaque a un barrio que, tras la salida de los anteriores inquilinos, creía haber recuperado la normalidad.

'TOXICÓMANO'

Según fuentes vecinales, el nuevo ocupante es un "toxicómano de unos 35 años y origen español" quien, explica, acumula diversas semanas "amenazando y robando" a los residentes.

Lejos de una problemática que quede a pie de calle, las mismas fuentes garantizan que el individuo ha cometido asaltos en establecimientos, ejemplificándolo con un comercio y un bar del barrio en los que entró "cuchillo en mano" para cometer en ambos locales sendos robos.

Imagen del presunto ocupa / CEDIDA
Imagen del presunto okupa / CEDIDA

FAMILIAS AMENAZADAS

Desde el Carmel, también aseguran que este sujeto "tiene amenazadas a las familias" que viven en los domicilios cercanos del pasaje, quienes "por miedo no denuncian lo sucedido".

Además, indican que este individuo podría tener relación con los okupas anteriores, y que la ocupación ha llevado a algunos residentes a organizar "cuadrillas de seguridad" por el barrio.

Desde la asociación de vecinos se ha confirmado esta nueva ocupación, cuyo precedente contó, incluso, con un ataque armado vecinal fruto de la inacción ante la reincidencia delictiva de los okupas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.