La Guàrdia Urbana ha reforzado este miércoles su presencia en las baterías antiaéreas del Turó de la Rovira. La noticia, publicada por el cuerpo policial barcelonés en twitter, coincide con la grabación de un vídeo con una pelea que acaba con una salvaje agresión a un turista.

"Reforzamos el control preventivo en el Turó de la Rovira, zona de los antiaéreos. La concentración de visitas y la detección de conductas incívicas por parte de algunos usuarios ha hecho necesario reforzar con una patrulla el dispositivo de control en este espacio". Según la policía local, esta patrulla complementará el servicio que ahora prestan los agentes cívicos los fines de semana.

La grabación de unos vecinos difundida por Ciutadans muestra una pelea de madrugada en la zona. Uno de los grupos impliacados es de turistas extranjeros, que podrían haber sufrido algún robo. Uno de los jóvenes recibe patadas y puñetazos y acaba vomitando frente a unos vecinos.