La comisión de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona ha dado luz verde al nuevo paseo que la ciudad ganará con la cobertura de la Ronda de Dalt. En concreto, la alcaldesa Ada Colau ha aprobado la primera fase del proyecto ejecutivo de la urbanización de 180 metros entre el mercado del Vall d'Hebron-Teixonera y el instituto Vall d'Hebron. En una segunda fase, el nuevo espacio público se extenderá hasta la avenida de Vallarca. El coste de la primera fase asciende a 4,9 millones.

El espacio de urbanización para los peatones sumará un total de 7.500 metros cuadrados de los que 3.800 se ganan con la cobertura que ahora se está ejecutando. El proyecto aprobado incluye la urbanización de la acera lateral del lado mar y del nuevo espacio que se crea con la cobertura. Los carriles de circulación actuales de las calzadas laterales se mantendrán.

MUROS LATERALES

Las obras de urbanización empezarán, si no se ven afectadas por los recortes que prepara el gobierno de Colau, en noviembre de este año y acabarán antes del verano de 2019. Paralelamente, se están ejecutando la instalación de la estructura para hacer realidad este tramo de cobertura de la ronda. Los trabajos, que acabarán en enero de 2019, consisten en la construcción de los dos muros laterales y la colocación de la losa sobre los muros desde delante del mercado hasta el puente de la avenida del Jordà.

El nuevo paseo contará con un paseo central de 13,6 metros de ancho sobre la cobertura. El espacio incluirá vegetación, en el lado de montaña, y un espacio pavimentado, en el lado mar. El paso más estrecho para las personas será de 4,8 metros e incorporará espacios de estancia, ocio y juegos infantiles. Cuando el paseo llegará delante del mercado del Vall d'Hebron será más ancho y ganará un espacio para actividades relaciones con el mercado como ferias, actividades del distrito o mercados temáticos. 

PÉRGOLAS 

El proyecto incluirá la ejecución de tres pérgolas con vegetación que se implantarán por fases. La mayor tendrá placas fotovoltaicas y se colocará en una área de 2.000 metros cuadrados, situada junto al mercado, y otras dos de pequeñas de 100 metros cuadrados en otros puntos del paseo. También está previsto plantar nuevos árboles, plantas y arbustos que darán una imagen más verde al paseo.