ARCHIVADO EN:

Los vecinos del barrio de Can Baró volverán a manifestarse este sábado al mediodía en la plaza Sanllehy para mostrar su malestar por la modificación de las líneas de autobús que les afectan, especialmente por la del Nº 24, a raíz de la puesta en marcha, el pasado lunes, del nuevo sistema implementado por el Ayuntamiento de Barcelona.

Hasta ahora los usuarios utilizaban la línea 24 de bus, que conectaba los barrios de Horta-Guinardó con el centro de la ciudad. Desde el lunes, la línea ha quedado cortada y, en lugar de llegar hasta el Paralelo, el final se ha quedado en la plaza Catalunya. La queja de los vecinos es doble: el recorte del recorrido y el hecho de que ello provocará mayor afluencia de turistas en la ruta.

Los vecinos, agrupados en la Plataforma Recuperem Sanllehy-Volem L9, han llenado de carteles el barrio y han anunciado su intención de cortar a la circulación tanto la propia plaza Sanllehy como las calles adyacentes. Ya lo hicieron el pasado sábado día 21, dos días antes de que se pusiera en marcha el cambio de recorrido de su emblemático bus 24.

En aquella ocasión, se les unieron también vecinos del barrio de Les Tres Torres, del distrito de Sarria-Sant Gervasi, quienes, por su parte, protestan por la creación de la nueva línea V9, que conectará el Poble Sec con Sarrià y suprimirá las líneas 41 y 66.

En Can Baró y el Carmel, los vecinos también 'estrenaron' el lunes el recorrido con la nueva D50 que une el Paralelo y Ciutat Meridiana. Es otra de sus preocupaciones y, como ya anunciaron en su momento, piensan seguir convocando manifestaciones y cortes de tráfico hasta que el ayuntamiento haga caso de sus reivindicaciones. La mayor de ellas, aunque no sea de fácil ni inmediata solución solución, es la referida a la línea de metro L9, que se 'saltó' la parada de Sanllehy cuando estalló la crisis económica.

Cártel anunciando la manifestación de este sábado
Cartel anunciando la manifestación de este sábado

"Si se hubiese completado la L9 y hubiera parada de metro en Sanllehy, no tendríamos estos problemas de ahora con los autobuses", se queja uno de los vecinos afectados, a modo de resumen por varios años de quejas.