ARCHIVADO EN:

Los vecinos del Carmel han presenciado como la inseguridad se ha incrementado de forma notable en su barrio. La llegada de unos nuevos inquilinos ha provocado miedo en las calles, donde estos individuos realizan acciones que tienen atemorizados a los residentes.

Ante esta situación, algunos vecinos no han dudado en denunciar públicamente los robos, peleas y amenazas que presencian y, en algunos casos, viven en primera persona.

PASAJE DE SIGÜENZA

El foco del conflicto se localiza en el pasaje de Sigüenza, donde se encuentra la finca de los conflictivos inquilinos. Este paso y sus calles más próximas concentran buena parte de sus actos, pero su presencia se extiende a todo el barrio.

Los residentes denuncian que estos "delincuentes" han sido "detenidos en varias ocasiones", así como que "van armados" y son "peligrosos y agresivos".

ATAQUE VECINAL

Este grupo compuesto por cuatro personas es conocido en el Carmel, según algunos vecinos, por su protagonismo en "robos, peleas y amenazas" y, como han confirmado fuentes de los Mossos d'Esquadra, éstos cuentan con antecedentes policiales.

Hartos de la reincidencia de los mismos, durante la tarde del pasado martes una quincena de vecinos optaron por tomarse la justicia por su mano y atacaron el local donde viven con extintores y palos. Las imágenes estremecieron al barrio, y rápidamente se viralizaron a través de las redes sociales.

LA AVV, CONTRA EL ASALTO

En conversación con este medio, la Asociación de Vecinos del Carmel lamenta que se produjera este asalto. Lo califica de "salvaje y muy gratuito", asegurando que en el barrio "hay una pequeña parte de vecinos que aplaude y una grandísima que no está de acuerdo" con el ataque.

Respecto al conflicto, explica que los representantes vecinales se enteraron por la llamada de "una vecina" y que han apoyado a los residentes "desde el minuto uno", estableciendo contacto con "las autoridades, que en seguida se pusieron en marcha".

Además, desde la asociación añaden que estos individuos "a día de hoy están desaparecidos" y que el "local" donde residían pertenece a "una fundación" que ha colaborado y no ha pasado del problema.

EL PSC LLAMA A LA CALMA

Tras lo sucedido, el consejero de distrito de Horta-Guinardó del PSC, Raül Ortega, ha querido hacer un llamamiento a la calma insistiendo en que estos individuos están "muy localizados, con problemáticas complejas y en los que ya se está implementando una solución".

En este sentido, ha criticado la presencia de "patrullas urbanas" para "intentar suplantar la autoridad", pese a reconocer "la presión psicológica" ante esta situación, ha apelado a la "responsabilidad para no agravar aún más la situación".

Por su parte, los concejales de JxCat Francina Vila y Jordi Martí han preguntado a Colau "cuál es la situación en el barrio relacionada con los actos incívicos y delictivos relacionados con los inquilinos y qué acciones se están llevando a cabo para garantizar la seguridad y la convivencia vecinal".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.