La Comisión de Gobierno del Ayuntamiento de Barcelona ha decidido aprobar el proyecto de urbanización del pasaje del Arc de Sant Martí, en el barrio de la Font d'en Fargues, ubicado en el distrito de Horta-Guinardó, tras años de reclamaciones por parte del vecindario. El conjunto de casas del pasaje se comenzó a construir en el año 1950, la finca original fue parcelada y desde entonces el terreno del pasaje ha estado en manos privadas. El 20 de julio del 2016 el Gobierno municipal acordó con el propietario su cesión gratuita al Ayuntamiento y este pasó a ser 100% de la titularidad municipal, aunque permaneció igual.

Tres años después los vecinos podrán acceder al pasaje, el Ayuntamiento, finalmente, ha aprovado invertir 552.265 euros en la reforma del espacio. El objetivo es recuperarlo como espacio público, urbanizarlo y adecuar su acceso. El pasaje tiene una anchura de 7 metros y una longitud media de 82 metros, en total 572 metros cuadrados.

Ahora mismo el pasaje del Arc de Sant Martí presenta un aspecto deplorable, su calzada de hormigón consta de multitud de pedazos debidos a las diferentes reparaciones y obras que se han ido efectuando y el desnivel entre el tramo de acceso y las escaleras es de casi 23 metros. Los vecinos han de recorrer grandes distancias para acceder a sus casas. 

El ámbito de actuación incluye todo el vial, situado entre las calles Arc de Sant Martí y Alt del Pedrell. El objetivo es mejorar las condiciones de accesibilidad y conectividad del barrio y priorizar su uso para los peatones y no tanto para los vehículos privados. El Ayuntamiento propone una sección en plataforma única de total anchura del pasaje, con puntos modificables para permitir el acceso a las parcelas. El proyecto también contempla rehacer las escaleras que conectan el pasaje con la calle Alt del Pedrell, enjardinar con parterres y sustituir el alumbrado actual por uno nuevo con tecnología LED. Además se construirá un nuevo colector de alcantarillado, una nueva red de riego y enterrar la instalación aérea de baja tensión.

La vía pasará a formar parte de la red viaria secundaria loca y se establecerá un sistema de circulación preferentemente de residentes y peatones del entorno. El proyecto de urbanización pretende mejorar la calidad urbana y ambiental de este espacio y garantizar el mismo grado de urbanización que tienen los solares cercanos. Se prevé que las obras empiecen en el mes de abril y que tengan una duración de siete meses.