ARCHIVADO EN:

Los vecinos del barrio de Guinardó han pedido la instalación de un funicular que les permita salvar el enorme desnivel que existe entre una parte del barrio y el de Font d’en Fargues. Los vecinos consideran que la diferencia de altitud del barrio provoca serios problemas para trasladarse de un sitio a otro, sobre todo cuando se trata de personas mayores.

La propuesta de los vecinos consiste en la construcción de un funicular o de un ascensor inclinado que salve el desnivel entre la plaza Catalana y la calle Garriga i Roca. El funicular debería recorrer parte de la calle Llobet i Vall-llosera, que transcurre en una pendiente con un gran desnivel.

De hecho, la calle está dividida en varios tramos de escaleras para facilitar el ascenso de los peatones, sobre todo de los niños y sus padres camino de los colegios o de las personas mayores.

ESCUELAS Y GERIÁTRICOS

En la zona ha varios colegios y residencias geriátricas que sin un medio de transporte que les permita salvar ese desnivel tienen muy complicada la movilidad.

Según los vecinos, los técnicos del distrito consideran que la única solución es la instalación de un funicular o un ascenso inclinado, tal y como ya se ha hecho en otras zonas del distrito de Horta-Guinardó en las que las calles con gran desnivel dificultan la movilidad de personas mayores o de niños con sus padres y o sus madres.

Los servicios técnicos del Ayuntamiento ya han realizado un estudio sobre la situación de la zona de Font d’en Fargues y la idea lanzada por las asociaciones vecinales de la zona ha sido bien recibida.