ARCHIVADO EN:

El consejero de la CUP Capgirem en Horta-Guinardó Joan Melenchon ha asegurado que ha sido señalado y amenazado por la extrema derecha con dos vainas de bala que encontró en el buzón de su casa este lunes: "No dudan en amenazarnos de muerte ante la injerencia del poder del capital".

Melenchon puso una denuncia ante los Mossos d'Esquadra, a los que dejó una de las vainas, y la otra la ha mostrado en rueda de prensa este martes con la concejal Maria Rovira y la alcaldable en la ciudad, Anna Saliente.

NINGUNA NOTA ACOMPAÑA LAS BALAS 

Melenchon ha explicado que en su buzón colocaron solo las dos balas, sin ningún mensaje ni nota que atribuyera la acción a ningún grupo, pero ha asegurado que fue la extrema derecha: "Es bastante evidente. Puede ser una broma macabra, pero no le veo otra lógica".

"Me quisieron coaccionar porque el trabajo que hacemos cada día molesta a los sectores más reaccionarios", ha sostenido el consejero de distrito, que ha garantizado que no tienen miedo y que este hecho merece la condena y reflexión de todos los partidos.

MELENCHON NO SE SIENTE VÍCTIMA

El consejero de la CUP ha avisado que no se siente una víctima de acoso porque no quiere "darles un poder que no tienen", y ha lamentado la impunidad con la que actúan los grupos de extrema derecha y el blanqueo que supone que Vox se presente a las elecciones, según él.

Melenchon ha lamentado que el líder del PSC en el Ayuntamiento y alcaldable, Jaume Collboni, equiparara la CUP con Vox en radicalidad, y ha avisado que lo que le ha pasado también le puede ocurrir a él o a cualquier otro "que se acerque más a la izquierda".

La consejal Maria Rovira ha dicho que el fortalecimiento de la extrema derecha genera la necesidad de organizarse en los barrios ante el fascismo y su impunidad, para "no dejar que la extrema derecha continúe campando impunemente dentro y fuera de las instituciones".