Los vecinos de los barrios de Can Baró, La Salut, Guinardó, El Carmel y Font d'en Fargues se han unido este jueves en una manifestación multitudinaria para exigir mejoras urgentes en el transporte público. Como habían anunciado, varios centenares de personas se han juntado a las 19:00 para cerrar al tráfico la plaza Sanllehy y las calles adyacentes (especialmente Verge de Montserrat y Sardenya), lo que ha provoca importantes cortes en la circulación rodada.

Las reivindicaciones de los vecinos eran dobles, todas relacionadas con el transporte público. Por un lado, piden que se vuelvan a poner en marcha las obras de la L9 de metro, abandonadas hace años por falta de presupuesto entre Zona Universitaria y La Sagrera. La estación de Sanllehy ayudaría a reducir muchísimo el pasaje desde plaza Lesseps.

Por otro lado, y en paralelo con la reivindicación del metropolitanao, los vecinos reclaman que la línea 24 del autobús vuelva a llegar hasta  Paral·lel y no muera en Plaça Catalunya para evitar que siga más masificada la línea. Y ello a pesar de que a menudo haya hasta tres buses seguidos de manera muy puntual y de refuerzos parciales al Parc Güell. Como se sabe, la del 24 es una línea que, sobre todo en esta época veraniega, está atestada de turistas que también suben hasta las baterías antiaéreas del Turó de La Rovira y complican el transporte vecinal.