El Ayuntamiento de Barcelona ha comunicado a los vecinos afectados la decisión de derribar tres edificios del pasaje y la calle Sigüenza por problemas estructurales, después de un análisis técnico de los inmuebles.

El consistorio ha dicho que la revisión se ha llevado a cabo a raíz del desalojo de urgencia que se realizó el pasado 29 de agosto por el mal estado de un edificio situado en el número 95 del pasaje Sigüenza.

83 VIVIENDAS ANALIZADAS

Durante este período se han analizado un total de 83 viviendas situadas en 26 edificios de la zona, y los trabajos técnicos han concluido que tres de los inmuebles se encuentran en mal estado y se deben derruir con el objetivo de "garantizar la seguridad de las personas".

Se trata de la primera finca afectada​, situada en el número 95 del pasaje y desalojada a finales de agosto, y de los dos edificios colindantes, correspondientes a los números 93 y 97, ha detallado el Ayuntamiento.

ALOJAMIENTO TEMPORAL PARA LOS VECINOS

El Gobierno municipal ha comunicado la resolución a los vecinos afectados y ha establecido un plazo de un mes para que retiren las pertenencias y desalojen los dos inmuebles, en un dictamen que, sumando las tres fincas en mal estado, afecta a un total de 15 viviendas y 29 vecinos.

El Ayuntamiento ha asegurado que ofrecerá alojamiento temporal a los vecinos y valorará la situación de cada uno para ofrecer alternativas habitacionales, y próximamente iniciará el proceso de expropiación para proceder al derribo de los inmuebles.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.