El grupo municipal que lidera Manuel Valls, Barcelona pel Canvi, presentará un plan contra el incivismo en Gràcia. Lo hará en el primer pleno de distrito de este mandato que tendrá lugar el próximo 2 de octubre. Según la información a la que ha tenido acceso Metrópoli Abierta, la formación política propondrá al Ayuntamiento impulsar "un plan integral para la convivencia y el descanso vecinal" que ponga fin al ruido y el incivismo, principalmente en el barrio de la Vila de Gràcia, donde se focalizan los problemas.

Según el consejero-portavoz de Barcelona pel Canvi en Gràcia, Jordi Daura, la propuesta que se someterá a votación de los grupos municipales conlleva, si se aprueba, que el gobierno de la ciudad -Barcelona en Comu y PSC- elabore una propuesta en tres meses que "deberá ser consensuada con los vecinos de las plazas y calles afectadas, los partidos de la oposición y deberá contar también con el asesoramiento de la Guardia Urbana".  

DIAGNOSIS DE LA SITUACIÓN ACTUAL

Daura defiende que el plan haga una diagnosis de la situación actual y proponga soluciones concretas, como mínimo, en cuatro aspectos: "ruido, incivismo, seguridad y convivencia", desgrana el consejero en conversación con este medio. El grupo municipal que lidera Valls ya ha hecho llegar la iniciativa a los dos partidos del gobierno. Daura desvela que hay interés para sacarlo adelante. En próximo días, el miembro del partido de Valls hará llegar la propuesta al resto de la oposición. 

Grupos de personas, a media tarde, en la plaza del Sol / XFDC
Grupos de personas, a media tarde, en la plaza del Sol / XFDC 

Desde hace años -o décadas- la plaza del Sol es uno de los focos donde más botellón y ruido se genera, al igual que la plaza de la Vila de Gràcia (antes Rius i Taulet). Daura añade también la plaza del Nord y la discoteca Canela Dance Club, lo que antiguamente era la sala KGB. "El plan será bastante genérico y poco a poco se irá acotando para encontrar soluciones para cada caso concreto". Gràcia ya puso en marcha hace dos años un plan de usos que limita la apertura de nuevos locales de ocio nocturno, entre otros establecimientos.

MUCHA SUCIEDAD LOS FINES DE SEMANA

En plena crisis de la seguridad en Barcelona, con los robos con violencia e intimidación disparados en la ciudad, el plan también quiere hacer incidencia en mejorar la seguridad en Gràcia, aunque Daura reconoce que la situación no es tan grave como en el Raval o el Port Olímpic. "Hay más problemas de incivismo, con daños en el mobiliario urbano, ruido y suciedad, especialmente en verano y los fines de semana, cuando los servicios municipales tienen que hacer más esfuerzos para dejar limpio el espacio público".