Vallcarca ha dicho basta. El hartazgo de los vecinos con el Gobierno municipal de Ada Colau ha llegado este viernes al máximo tras no ser escuchados una y otra vez.

Eloi Badia, concejal de Gràcia y a su vez de Transición Ecológica y Emergencia Climática, ha tomado una decisión firme que se niega a abandonar. Quiere más ladrillo. Y lo quiere en un barrio en el que cada vez es más difícil encontrar una zona verde que no tenga los días contados.

MANIFESTACIÓN

A pocos minutos de las 17 horas, los residentes de Vallcarca no dejaban de duplicarse en la plaza de Alfonso Comín. Estaba a punto de dar comienzo una manifestación para salvar algo más que el parque de la Ronda de Dalt y otras zonas verdes. Se habían concentrado para garantizar el futuro del barrio.

Los manifestantes, contra Eloi Badia / RP
Los manifestantes, contra Eloi Badia / RP

Ni la pandemia ni el frío han evitado que más de un centenar de vecinos de todas las edades y diversas asociaciones hayan acudido a la movilización. En sus pancartas se repetían las mismas expresiones que en sus conversaciones. Pedían la dimisión de Colau y Badia, de quienes no han recibido nada más que reiterados ninguneos, salvar un zonas verdes que los comunes han condenado a muerte y evitar que la imagen de Vallcarca quede definida por el ladrillo.

Más allá de los comentarios de los vecinos, dos representantes vecinales critican la destrucción que el Gobierno municipal está llevando a cabo en el barrio. Una de ellas, residente desde hace 45 años, lo tiene claro. “Nunca había visto lo que estoy viendo en el barrio hasta que Colau llegó a la alcaldía”, comenta. Un segundo portavoz vecinal utiliza una de las palabras más escuchadas en la protesta, “vergüenza”, para referirse a la gestión de la alcaldesa y su concejal. Y destaca la importancia de “movilizarse” para evitar que los comunes continúen adelante con sus planes.

CORTE DE TRÁFICO

Media hora más tarde de la convocatoria, los manifestantes han pasado a la carretera para cortar el tráfico. Desde allí han recordado a Colau y Badia que están en contra de unos planes en los que lo último que se puede vislumbrar es un ápice de ecología.

Los residentes cortan el tráfico en la plaza de Alfons Comín / RP
Los residentes cortan el tráfico en la plaza de Alfons Comín / RP

Diversos portavoces vecinales han agradecido la asistencia de los residentes, que han superado el centenar de concentrados. Además, han recordado la importancia de persistir con las protestas para lograr ser escuchados por el Ayuntamiento.

HASTA EL PRÓXIMO VIERNES

La movilización de hoy tan solo ha sido el principio. Los vecinos de Vallcarca no tienen intención de cesar en sus reivindicaciones, que continuarán cada viernes hasta que el Gobierno municipal reaccione. Porque ante la actitud que ha mostrado la administración, no les dejan otra opción.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.