Los trabajos para transformar la antigua masía de Can Carol, en Vallcarca, continúan avanzando. Con una previsión de coste de 1.069.370,07 euros, el Ayuntamiento ha dado luz verde a una modificación presupuestaria que afectará al alza al coste del futuro casal.

Al precio anteriormente previsto se sumarán otros 142.653,98 euros, que incrementarán la partida destinada a la reforma hasta 1.212.024,05 euros para "modificar algunas instalaciones, incorporar exigencias e indicaciones emitidas por autoridades competentes, realizar adecuaciones derivadas de cambios en la fundamentación e incorporar modificaciones en las partidas de estructura y acabados" de la instalación.

Esta modificación llega después de que se adjudicara a la Federació d’Entitats Amigues de Can Carol i Consolat (FEACC), compuesta por los colectivos Ateneu de Vallcarca, Associació ECOS-Antic Forn, AFA Montseny, Observatori de Vallcarca, Associació de Veïns Som Barri y l’Associació de Festes Alternatives de Vallcarca, la gestión del casal. Una decisión no exenta de polémica en el barrio.

'AFINES A LOS COMUNES'

Fuentes vecinales aseguraron a este medio que el concurso para adjudicar la administración de la instalación se realizó para "favorecer a asociaciones okupas", en referencia al colectivo que finalmente se ha hecho con la gestión.

En referencia a estos colectivos, aseguraron que son "muy afines a los comunes", por lo que percibieron que se trataba de un proceso "amañado" que no ofrecía la imparcialidad necesaria.

Como contrapartida, numerosos grupos vecinales plantearon una alternativa al Distrito de Gràcia. Esta opción, pasaba por destinar el concurso público a "empresas culturales que no tengan ningún tipo de vínculo con entidades ni federaciones relacionadas con Vallcarca para favorecer la neutralidad del proceso y se evite cualquier tipo de desacuerdos vecinales".

Trabajos de reforma en el interior de Can Caro / AFA ESCOLA MONTSENY
Trabajos de reforma en el interior de Can Carol / AFA ESCOLA MONTSENY

ASPIRANTE ÚNICO

Finalmente, la administración desoyó la petición y siguió adelante con el concurso de la manera en la que se había planteado. Tan solo se presentó al mismo la FEACC, haciéndose con la gestión de Can Carol.

Fuentes vecinales explican a Metrópoli Abierta que hicieron saber al PSC, concretamente al consejero Alberto Lacasta, la percepción de "amaño" que tuvieron con el concurso. Según explican estos residentes, la respuesta del socialista fue que el proceso había sido "público y abierto", y que no se responsabilizaban de que "solo se hubiera presentado esa Federación" al concurso.

Pese a que en primera instancia el Ayuntamiento estimaba completar la reforma del equipamiento en enero de este año, la demora de ésta puede llegar hasta finales de 2020 o inicios de 2021, cuando la adjudicataria espera iniciar su gestión con diversas actividades. Entre los derechos con los que contará la Federació en calidad de gestora, se encuentra una subvención de 70.000 euros, así como la percepción de ingresos de los pagos de usuarios y del servicio de bar.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.