A mediados de octubre se supo que los míticos Cines Texas de Gràcia bajaban la persiana definitivamente porque no habían podido superar la crisis derivada de la pandemia. Pero pronto surgió la plataforma vecinal Salvem el Texas, que estaba dispuesta a impedirlo. Ahora, después de un mes, la plataforma ha hecho saber a través de sus redes sociales que hay esperanza.  


Calle empapelada con carteles de la plataforma vecinal Salvem el Texas
Calle empapelada con carteles de la plataforma vecinal Salvem el Texas

En su momento la entidad vecinal lanzó una petición dirigida al Ayuntamiento de Barcelona con tal de que el consistorio se involucrara para encontrar una solución, y parece que ha dado sus frutos. Tras varias reuniones con el Distrito de Gràcia, se les ha informado de que detrás del cierre del cine hay un problema financiero pendiente de resolver de forma privada. La deuda acumulada por Venturas Pons, el dueño de la sala.

No obstante, otro podría tomar el relevo. “Se nos aconseja tener paciencia y esperar a ver como se desencallan las negociaciones, ya que hay proyectos interesados en tirar adelante el Texas con el mismo perfil de cine que ha tenido hasta ahora”, anuncia la plataforma en su Instagram.

ESCENARIOS DE REAPERTURA

Salvem el Texas también anuncia que están en proceso de ponerse en contacto con todas las partes implicadas para ir haciendo un seguimiento del caso y explican que imaginan tres escenarios de reapertura a los que darían su apoyo.

Una iniciativa privada que mantenga el mismo tipo de proyecto, un proyecto cooperativo formado por socios que pasaran a tener la propiedad colectiva, o bien una municipalización del cine, aunque el consistorio no contempla esta última opción.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.