La calle del Secretari Coloma vuelve a llamarse, a partir de este mismo momento, Pau Alsina. El distrito de Gràcia, en sintonía con el Ayuntamiento y en su afán por “republicanizar” el nomenclátor barcelonés, ha celebrado este domingo el cambio de denominación de la calle.

Para llevar a cabo el cambio se remitieron un total de 2.201 cartas y en la papeleta de votación se incluyó el siguiente texto: "¿Quiere que su calle vuelva a denominarse Pau Alsina?" Y dos opciones de respuesta:  o no. Finalmente, votaron 1.041 vecinos, 654 de los cuales se mostraron partidarios del cambios. Una victoria ajustada.

UNA VOTACIÓN CON POLÉMICA

Según el consistorio, el objetivo era eliminar este nombre del nomenclátor barcelonés. Sin embargo, la votación llegó cargada de polémica, pues el gobierno de Ada Colau la impulsó con una trampa.

Tal como informó este medio, era una pregunta claramente intencionada, que no respondía qué se haría en caso de la respuesta fuera negativa. Y, además, la pregunta que llegó a los vecinos no coincidía con la pregunta que figuraba en las normas reguladoras de la consulta popular sobre el cambio de nombre de la calle publicada en la web del distrito de Gràcia.

¿UN TEXTO CON DOS OPCIONES?

El punto 3 de las normas, sobre el texto de la consulta, decía que en la papeleta de votación se incluiría el siguiente texto: “¿Qué denominación prefieres para tu calle?” Y se daría dos opciones de respuesta: Secretari Coloma o Pau AlsinaNo fue así.

La nueva denominación de esta vía, que va desde Travessera de Gracia hasta Travessera de Dalt, hace referencia al dirigente obrero, político republicano y tejedor de velos barcelonés que fue diputado en las Cortes Generales durante el siglo XIX y que también fue concejal por Barcelona. El nombre del Secretari Coloma, que se implantó tras la Guerra Civil, hacía referencia Juan Coloma, secretario de los Reyes Católicos y del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición.