La Associació Passeig de Gràcia (APG) ha anunciado que no encenderá este jueves las luces de Navidad tal como estaba previsto por la negativa del Ayuntamiento a instalar una pista de patinaje gratuita en los jardines de Salvador Espriu, conocidos popularmente como jardinets de Gràcia.

En un comunicado, el presidente la APG, Lluís Sans, ha explicado que el paseo de Gràcia retrasará un día el encendido de luces, que hará este viernes, como "acto de protesta por las políticas de movilidad del Ayuntamiento y la negativa a la pista".

"Ha sido la gota que hace colmar el vaso del descontento con las políticas de movilidad", y ha criticado la supresión de carriles de circulación en la avenida Diagonal por las obras del nuevo colector y en la calle Aragó por la construcción de un carril bici.

'INSENSIBLES'

Sans ha lamentado la "nula sensibilidad" del Ayuntamiento de Barcelona con el comercio y la restauración del centro por dificultar la llegada de los clientes que proceden del área metropolitana y del resto de Cataluña, que estiman en el 26% del total.

También ha insistido en el "profundo descontento de los comerciantes y restauradores de la avenida más emblemática de la ciudad con las últimas acciones llevadas a cabo por el consistorio".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.