ARCHIVADO EN:

Colectivos okupas han realizado una particular protesta en Gràcia. En un contexto de toque de queda por la pandemia de coronavirus, la Vila de Gràcia ha amanecido pintada de azul.

Numerosos espacios y mobiliario urbano han aparecido este sábado de este color, lo que forma parte de una iniciativa de protesta protagonizada por dichos grupos bajo el lema Tot Blau.

Los autores no han dudado en compartir su obra por redes sociales, con imágenes que han reflejado el acto en emplazamientos del barrio como la plaza de la Virreina y la plaza del Raspall.

Fuente pintada como protesta / @CPTRESLLIRIS
Fuente pintada como protesta / @CPTRESLLIRIS

CIERRE DEL CASAL

Esta campaña responde al cierre del Casal Popular Tres Lliris por parte de Ayuntamiento. Colectivos como Arran se han opuesto desde el primer momento, y han llevado a cabo esta acción después de manifestarse el pasado domingo.

El propio Casal ha definido esta situación como una "batalla", por lo que han asegurado futuras acciones de protesta.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.