ARCHIVADO EN:

La laguna del parque barcelonés de la Creueta del Coll tampoco podrá abrir este verano como zona de baño, ya que no se han terminado las obras para reparar la fuga que se detectó el año pasado y que impidió que entonces se pudiera utilizar como piscina.

Las obras no terminarán hasta después del verano, por lo que la laguna no podrá utilizarse como piscina hasta la temporada de baño de 2020, han detallado fuentes municipales.

LAS OBRAS DURARÁN APROXIMADAMENTE CINCO MESES

La redacción del proyecto ejecutivo de rehabilitación ya ha finalizado y ha definido un presupuesto de 599.920 euros para ejecutar las obras, que durarán previsiblemente cinco meses.

El Ayuntamiento prevé dividir los trabajos en dos fases (derribo y construcción), y durante las obras se trabajará para minimizar las afectaciones al funcionamiento habitual del parque y los eventos que acoge.

Las mismas fuentes han resaltado que, al estar cerrada la zona de baño, el Ayuntamiento está diseñando diversas actividades lúdicas familiares para que se lleven a cabo en el espacio durante julio y agosto.

LA LAGUNA TAMPOCO PUDO ABRIR EL AÑO PASADO

La laguna no pudo abrir el pasado verano después de años de hacerlo porque se detectaron filtraciones importantes en su base, que impidieron llenarla correctamente durante la operativa habitual de vaciado, limpieza y rellenado del lago.

La no apertura de la zona de baño de la Creueta del Coll coincidirá este verano con la de la conocida como 'playa del Eixample',​ y para sustituirla el Ayuntamiento habilitará un espacio de juegos de agua para niños en el parque Joan Miró.