Los Mossos d'Esquadra han iniciado esta mañana el desalojo de tres casas históricas en los números 13, 15 y 17 de la calle Encarnació, del barrio de Gràcia. Allí, se halla una encina bicentenaria que asociaciones vecinales quieren preservar ante el intento de la propiedad de construir una promoción de 28 pisos.

Según han informado los Mossos, la orden de desalojo de las casas se produce a requerimiento del Juzgado número 57 de Primera Instancia de Barcelona.

DESALOJO DE LOS EDIFICIOS OKUPADOS

Por su parte, el colectivo Salvem l'Alzina ha informado a través de las redes sociales que diversas furgonetas de los Mossos se han presentado esta mañana en la calle Encarnació para desalojar a los vecinos que las ocuparon hace unas semanas.

El pasado 9 de noviembre varias decenas de vecinos del barrio de Gràcia se concentraron en estas fincas para impedir el derribo de las casas y la tala de la encina existente en uno de los solares, después de que la promotora cortara otros árboles centenarios.

El Ayuntamiento de Barcelona anunció el pasado mes de enero que buscaría la manera para evitar la tala de la encina y de preservar elementos patrimoniales del recinto, como la fachada de las casas, negociando con los promotores del proyecto.