Exterior del gimnasio okupado en Vallcarca / HUGO FERNÁNDEZ
Exterior del gimnasio okupado en Vallcarca / HUGO FERNÁNDEZ

Los okupas se quedan con un gimnasio de La Salut para "cuidarse"

Algunos vecinos están indignados porque en ese espacio se iba a ubicar la cadena McFit

Guardar
P. B.
Actualizado: 03/10/2018 18:16 h.

Vacío, un lugar fantasma. Así se encontraba un antiguo gimnasio de Gràcia, donde durante los últimos cinco años ya nadie iba a hacer deporte. Miembros de Ka La Trava –jóvenes que okuparon dos bloques en el centro de Gràcia– han anunciado que han tomado el gimnasio ubicado en el barrio La Salut. Este espacio pretendía convertirse en un nuevo establecimiento de la cadena low cost McFit. De este modo, la okupación ha provocado la indignación de algunos vecinos.

“Para cuidarnos”, han especificado los nuevos "inquilinos" a través de un comunicado. “No queremos que nuestra Salut dependa de la economía”, han añadido en clave irónica. Así pues, este domingo, "tras una semana de okupación" inauguraron “el nuevo Gimnasio Okupado Autiogestionado 'La Salut'”, ubicado en la calle Maignon, 44, que ha recibido el apoyo de movimientos sociales de Vallcarca, aunque no del mercado que se encuentra justo debajo.

Este nuevo gimnasio alternativo abrió sus puertas al mediodía con ninguna máquina para ejercitarse, pero sí con un vermut para todos los públicos. Según han contado, en este espacio tendrán lugar “actividades organizadas y propuestas por las vecinas del barrio”. "Ellos lo okupan diciendo que será para el barrio pero al final acaban privatizando el espacio", ha comentado Miquel Raposo, Presidente y Conseller del Partido Popular en Gràcia, a Metrópoli Abierta.

En el distrito de Gràcia las okupaciones no cesan y el regidor Eloi Badia no hace nada por impedirlo. De hecho, la oficina de la vivienda del barrio de Gràcia, ubicada en los bajos de Ka La Trava, ha lanzado una campaña para instruir a los jóvenes –que no pueden emanciparse– para que okupen una vivienda privada.

ENTRENAR SIN PAGAR CUOTA

Según afirman en el comunicado, el gimnasio nace con la vocación de “poder entrenarnos sin tener que pagar una cuota mensual para mantener nuestro cuerpo en forma”. “Vemos la necesidad de abrir un espacio donde poder trabajar nuestros cuerpos, primar la salud sobre el nivel adquisitivo de cada una y poder formarnos en las diferentes disciplinas que nos interesan”.

A continuación, se centran en la “autodefensa” porque creen que deben "estar preparadas" para “luchar contra la policía, los jueces, los políticos, los ayuntamientos, las negociaciones, los fascismos, el patriarcado”. En definitiva: quieren utilizar este espacio para “entrenar” y prepararse para “luchar contra todo lo que vertebra este sistema injusto”.

Las obras para remodelar este espacio en concreto y abrir la cadena de gimnasios iban a comenzar de forma inminente. "Esta okupación supone un problema para el mercado, la empresa McFit y para los vecinos que estaban emocionados con la apertura del gimnasio", ha lamentado Raposo. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.