El lago del parque de la Creueta del Coll, en el distrito de Gràcia, reabrirá este verano tras dos años cerrado. El espacio estará de nuevo en funcionamiento durante la primera quincena de julio, han confirmado fuentes municipales a Metrópoli Abierta.

El equipamiento tuvo que ser clausurado de forma repentina al inicio del verano de 2018, cuando se detectaron unas importantes filtraciones de agua. Los trabajos de impermeabilización acabaron hace unos meses. Ahora, el lago ha quedado totalmente estanco y podrá reabrir sin que se produzcan nuevas fugas.

RESTRICCIONES DE AFORO

El Ayuntamiento no ha precisado qué día concreto estará en funcionamiento de nuevo el lago de la Creueta del Coll. Sí que lo hará más tarde que el resto de piscinas al aire libre, que podrán empezar a operar cuando Barcelona entre en la fase 3.

El retraso de la apertura del emplazamiento de Gràcia se debe a que se está tramitando el contrato de gestión del servicio y a las últimas comprobaciones del sistema de filtrado. Cuando se ponga en funcionamiento será con todas las medidas de seguridad y restricciones de aforo y de otro tipo que dicten las autoridades sanitarias.

ESCULTURA DE CHILLIDA

El lago se encuentra en un lugar único de Barcelona, una antigua cantera del barrio del Coll que fue transformada en parque público en 1987 por los arquitectos Bohigas-Martorell-Mackay. De hecho, junto a la zona de baños hay una gran escultura de Eduardo Chillida. Se trata de un gran bloque de hormigón de 54 toneladas suspendido con cuatro cables que cuelgan de la montaña.

En mayo de 1998, tres personas resultaron heridas tras el desprendimiento de uno de los tensores. Aunque la escultura está ahora en una zona cerrada al público, aquel año los tres heridos -con magulladuras y contusiones leves- estaban realizando una sesión fotográfica junto al monumento cuando se desprendió. La obra de Chillida acabó en el suelo y sufrió importantes daños.

APENAS 60 CENTÍMETROS DE FONDO

El lago de la Creueta del Coll, que tiene 2.700 metros cuadrados y apenas 60 centímetros de fondo, dispone de capacidad para más de 800 personas. El espacio incluye, además, una gran plaza de 60.000 metros cuadrados y zonas de pícnic con una espectaculares vistas sobre la ciudad

El parque se encuentra en el paseo de la Mare de Déu del Coll, 77. La forma más fácil de llegar es en metro, con la L5, y bajar en la parada El Coll-Teixonera.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.