La Festa Major de Gràcia es uno de los eventos más esperados del año en Barcelona. Del 15 al 21 de agosto las calles del barrio más bohemio se engalanarán para recibir 995 actividades que incluyen conciertos, castells y desfiles. Tal como han indicado este martes el concejal Eloi Badia y la presidenta de la Fundació Festa Major de Gràcia, Carla Carbonell, en la presente edición harán hincapié en los decorados que, a día de hoy, se están ultimando.

De este modo, a través de carteles informativos sobre el proceso de elaboración, pretenden "acercar a la gente la transformación" de las 21 calles (una menos que el año pasado) y concienciar sobre su complejidad para evitar que personas dañen los elementos.

Un año más la fiesta quiere convertirse en un referente del feminismo apostando por la inclusión a todos los niveles. Es por ello que han elegido como pregonera a la jefa de obstetricia y ginecología del Hospital Vall d'Hebron, Elena Carreras, por su aportación a la ciencia y su relevancia internacional en el campo.

SIGUE LA LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

Además, han ampliado el horario del punto de información destinado a sensibilizar contra las violencias machistas o contra el colectivo LGTBI. Atenderán posibles casos y estará abierto hasta las 6 de la madrugada. Además contará con dos personas itinerantes coordinadas con los cuerpos de seguridad, y han aumentado un 10 % el número de lavabos portátiles, ubicados en espacios menos oscuros que en años anteriores.

Por segunda vez consecutiva, se ofrecerá una audiodescripción de calles decoradas a personas con discapacidad visual, y también habrá lenguaje de signos en los principales actos y una visita guiada al refugio de la plaza del Diamant, dentro de una fiesta que se va "transversalizando", porque no ofrece actividades inclusivas determinadas, sino que quiere que todas sean accesibles, según Badia.

VASOS REUTILIZABLES

Asimismo, se repetirá la iniciativa puesta en marcha la pasada edición de usar vasos reutilitzables para reducir los residuos generados, con unas 200.000 unidades: "Es un ahorro de residuos muy ambicioso", ha contado Badia, que ha destacado que en esta edición se sumarán una veintena de restaurantes y bares, y no solo calles.

Festa Major de Gràcia
Festa Major de Gràcia

Entre los espacios del circuito festivo, destaca la plaza Joanic, que se convertirá en un escenario fijo dedicado a las artes escénicas con un foco especial en la danza y el movimiento corporal y la participación de diversas escuelas y academias del barrio.

EL ÀLIGA DE GRÀCIA

Durante las fiestas, que este año colaborarán con Arrels, se presentará la nueva incorporación al 'bestiari', el Àliga de Gràcia. Otra de las novedades de esta 201 edición es la presentación del Esbart Vila de Gràcia, una banda de danza tradicional como las que habían existido años atrás en el distrito, que ofrecerá clases, talleres y coreografías al público el día de su inauguración, el 17 de agosto.

La ciencia también tendrá su lugar en la Fiesta, con la instalación del espacio "La Revolució de la Ciència" en la plaza Revolució, que reunirá actividades para la divulgación científica a través del humor. Los más jóvenes podrán bailar a ritmo de swing un año más en las clases abiertas de la plaza del Diamant o escuchar la música de grupos emergentes seleccionados a través de los concursos "Gràcia Districte Musical Jove" y "Desconnecta" en la plaza del Sol.

EL ATENTADO DE LA RAMBLA, PRESENTE EN LAS FIESTAS

Las fiestas del 2017 estuvieron marcadas por el trágico atentado del 17 de agosto, y es por ello que este año todavía se encontrará "todo ese recuerdo y ese dolor", sin especificar de qué modo. Aun así, Badia ha querido aclarar que no existe "ninguna alarma que deba preocupar" sobre terrorismo, y ha señalado que los dispositivos de Guàrdia Urbana y Mossos d'Esquadra se reforzarán como se hace habitualmente por las fiestas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.