El público aplaude, levanta pancartas clamando “llibertat presos polítics”. Son las 19 horas y está a punto de salir la pregonera. Expectación. De repente, irrumpe una urna del referéndum en escena, sobre un andamio. “¡Pongámonos las pilas con la desobediencia!”, exclama una vecina vinculada al Casal Popular Tres Lliris, detrás de la urna, haciendo ver que es ella la que habla. El público ovaciona tras cada frase. Se retuerce de la risa. “La república será feminista o no será y la Festa Major de Gràcia igual”, sigue entusiasmada la titiritera con su urna modo "celebrity".

Así las cosas. Lo que tenía que ser el entrante de las fiestas se ha acabado convirtiendo en el plato fuerte: independencia a la plancha con feminismo de guarnición. Bromas aparte, después de esta performance alternativa tradicional desde hace unos años, ha empezado la función institucional: el pregón en la plaça de la Vila, que este año ha corrido a cargo de la jefa de Obstetricia y Ginecología del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Elena Carreras.

Antes de su discurso, el concejal del Distrito, Eloi Badia, ha recordado orgulloso que la Festa Major de Gràcia cuenta con “casi mil actos” repartidos en una semana, y es por ello que ha agradecido la labor de todas las personas que trabajan duro para hacerlo posible. Sobre todo a lo largo de esta noche para que mañana el público amanezca con la decoración típica de estas fiestas, “como por arte de magia”.

'NO TINC POR'

No han faltado palabras para el amargo recuerdo del atentado en las Ramblas que el año pasado sacudió Barcelona y también la edición número 200 de las fiestas gracienses. “Volvamos a hacer nuestro el 'no tinc por'”, ha dicho segundos antes de reivindicar la libertad de los presos políticos independentistas encarcelados.

Otra de las novedades en esta edición –que augura ser la más feminista de todas– es que antes de cada concierto sonará una canción en contra de las actitudes machistas destacando que “solo un sí es sí”. También han recordado desde el palco que habrá puntos lilas para denunciar cualquier tipo de agresión que sea “intolerable”.

En esta misma tónica feminista ha girado el emotivo discurso de la pregonera Elena Carreras que ha sufrido unos pequeños problemas de sonido. Usando una analogía sobre sus “tres raíces” como hilo conductor ha recordado su vida en Gràcia, su paso por distintas entidades del barrio y su paso por la carrera de medicina y la especialidad que siempre tuvo clara: ginecología.

Momento en el que "urna" ha hecho el pregón alternativo |P.B.
Momento en el que "urna" ha hecho el pregón alternativo | P.B.


¡ARRIBA LAS MUJERES!

Fue entonces –durante sus estudios– cuando tomó conciencia del derecho al propio cuerpo y asesoraba a otras mujeres a viajar a Montpellier (Francia), "donde el aborto era legal", según ha relatado. Algunos presentes en el pregón no han podido evitar emocionarse con sus palabras.

La pregonera Elena Carreras con Eloi Badia y otros representantes durante el pregón | E.P.
La pregonera Elena Carreras con Eloi Badia y otros representantes durante el pregón | E.P.

El discurso se ha vuelto aún más personal cuando ha desvelado el consejo de su abuela: que las mujeres tenemos que hacernos valer. “Nunca os castiguéis diciendo que sois tontas, las mujeres tenemos que dejar de autoagredirnos. Si ganamos un cargo decimos que nos han dado la plaza, si nos dan una beca decimos que hemos tenido suerte, si nos agradecen la atención recibida decimos que es nuestro trabajo. Tendemos a infravalorarnos", ha reivindicado.

LOS PRESOS POLÍTICOS, BIEN PRESENTES

Al final de su parlamento ha reclamado lo que ya se sabía: que los presos políticos independentistas “vuelvan a casa”. "Quiero que nos conjuremos para coger fuerzas y conseguir que el año que viene, por la fiesta mayor, estén aquí en este balcón", ha indicado originando cánticos entre el público, una vez más.

Pancartas de todo tipo reivindican la libertad de los presos políticos | P.B.
Pancartas de todo tipo reivindican la libertad de los presos políticos | P.B.

A continuación, ha mandado "un abrazo muy fuerte a las presas políticas", la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y la exconsellera Dolors Bassa, y también al entorno del presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y del exlíder de la ANC, Jordi Sànchez, que viven por la zona.

Y después de sus palabras un fuerte petardo ha marcado el fin del pregón y el inicio de la edición número 201 de la Festa Major de Gràcia. Ahora, sí, ¡que empiece la función!

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.