El distrito de Gràcia en Barcelona ha puesto en marcha un "plan de choque" de apoyo al comercio de proximidad de la zona. El objetivo de esta iniciativa es fortalecer el tejido local y fomentar su competitividad tras la crisis del coronavirus, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado este domingo.

El plan incluye 68 medidas para reactivar los 5.460 negocios del distrito, teniendo en cuenta que el sector del comercio y la restauración se han visto "muy afectados en la actual crisis sanitaria y social en términos de ocupación y viabilidad económica".

MAYOR DIGITALIZACIÓN

Entre otras cuestiones, las medidas promueven la transformación digital de comercios y restauración de barrio para "aprovechar las ventajas competitivas de la actividad en Internet" y dar una mejor respuesta a las necesidades de los consumidores.

La idea del gobierno municipal también aspira a impulsar el asociacionismo comercial y la cooperación empresarial entre los propietarios de los negocios para "prestigiar las asociaciones de comerciantes" y animarles a llevar a cabo acciones conjuntas.

NUEVAS AYUDAS

Para 2021, el Ayuntamiento prevé abrir nuevas subvenciones, ayudas y acceso a la financiación para comerciantes, y consolidar cambios normativos y administrativos para favorecer la recuperación de los pequeños negocios en los barrios.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.