Arranca la Fiesta Mayor de Gràcia​ más atípica que se recuerda. El pregón, que ha homenajeado al personal sanitario por su labor durante la pandemia, ha dado el pistoletazo de salida esta tarde de viernes a una de las ediciones más triste y desangeladas de las últimas décadas con apenas guarniciones y un formato que será totalmente virtual a causa de la pandemia. Este año la fiesta se celebra del 15 al 21 de agosto.

Las encargadas de pronunciar el pregón han sido la enfermera del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau Xènia Sist, la enfermera del Centro de Atención Primaria (CAP) Vila de Gràcia-Cibeles Maria Teresa Fabregat y la médico del Hospital de la Esperanza Elvira Bisbe, cuyo discurso ha puesto énfasis en la "responsabilidad" de la ciudadanía para evitar rebrotes.

DEFENSA DE LA SANIDAD

Las pregoneras han destacado el trabajo llevado a cabo por los sanitarios que "se han dejado la piel" y "han priorizado su profesión por delante de su propia vida" para apelar a la "responsabilidad" de todos en el seguimiento de las directrices sanitarias: "Nuestro comportamiento tiene que ser ejemplar". Han llamado así a cambiar "la rabia y el desencanto" para recuperar "la capacidad de disfrutar de las pequeñas cosas" y "alimentar el espíritu de complicidad", así como las relaciones sociales y vecinales forjadas durante el confinamiento.

El pregón lo ha clausurado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien ha defendido la importancia de que "no pare la cultura" porque, ha dicho, "es segura si entre todos nos corresponsabilizamos y seguimos las indicaciones sanitarias".

gràcia
Ferran Mascarell y Ada Colau escuchan a una de las pregonres de la Fiesta Mayor de Gràcia / FESTA MAJOR DE GRÀCIA

Colau ha lamentado los "momentos complicados y llenos de sufrimiento" por las "miles de personas perdidas, las que están sufriendo la enfermedad o tienen secuelas", pero ha resaltado la relevancia de "adaptarse" y "ser valientes para cambiar lo que no funciona" para salir de la crisis con una "sanidad pública fortalecida".

ESFUERZO COLECTIVO

Minutos antes han pronunciado sendos discursos el concejal del Distrito, Eloi Badia, y el presidente del Consejo Municipal de Gràcia, Ferran Mascarell, quien ha agradecido el "esfuerzo colectivo" que ha permitido celebrar la festividad con "alegría, responsabilidad, solidaridad, esperanza y convicción".

También ha participado la presidenta de la Fundación Fiesta Major, Carla Carbonell, quien ha celebrado que finalmente se haya podido celebrar la edición de este año con una programación virtual y con una tímida decoración. "La verdad es que compensa", ha aseverado al destacar el "punto de color y luz tras estos días difíciles y encerrados" que "devuelve la ilusión ante días complicados" y de dedicar la programación a quienes han perdido la vida por la pandemia.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.