Los comerciantes del mercado de la Abaceria, en Gràcia, se trasladarán al que será su puesto de trabajo durante los próximos dos años o dos años y medio el próximo 19 de julio. Ese día es el que está previsto que se ponga en funcionamiento la carpa provisional del mercado, entre las calles de la Indústria y Sant Antoni Maria Claret, mientras se lleva a cabo la reforma integral del histórico edificio de la Travessera de Gràcia.

Metrópoli Abierta ya avanzó hace un mes que la apertura de la nueva instalación se haría entre el 17 y el 19 de julio y que el recinto del mercado de toda la vida cerraría el sábado 14. En la carpa se instalarán 43 vendedores de productos frescos de alimentación y 13 paradas de productos de ropa, complementos y floristería. El nuevo equipamiento ha costado 3,2 millones y tendrá 1.900 metros cuadrados de superficie y 400 metros cuadrados de altillo.  

25 MILLONES DE INVERSIÓN

Según el Ayuntamiento, durante el verano se  tramitarán los proyectos de derribo, y la contratación y ejecución del proyecto del mercado definitivo con el objetivo de que el derribo pueda empezar el próximo otoño. La renovación del mercado integral de la Abaceria costará 25 millones de euros. 

La intención es conservar la actual estructura, construida en 1892, y retirar todo el techo de uralita que se añadió con posterioridad. Ahora el material está prohibido. Inaugurado con el nombre de mercado de Santa Isabel, durante un tiempo convivió con paradas al aire libre de la plaza de la Revolució, donde se sitúa los orígenes de la actual Abaceria. El mercado fue impulsado por el industrial Puig Martí.