La designación de Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, como pregonero de las fiestas de Gràcia tensa aún más las relaciones entre Barcelona en Comú y PSC, ambos socios de gobierno en Barcelona. La complicadas relaciones entre los dos partidos son cada vez más evidentes en temas como el Hermitage y la ampliación del aeropuerto. Y este viernes, Ada Colau y Jaume Collboni han tenido un rifirrafe  en el pleno por la mascarilla republicana de la alcaldesa, un conflicto al que horas después se han sumado los festejos de la Vila de Gràcia

En declaraciones a Metrópoli, el consejero socialista Alberto Lacasta dice que la decisión de que Cuixart sea el pregonero de las fiestas de Gràcia es "unilateral" del concejal del distrito, Eloi Badia. "Nosotros no hemos sido copartícipes". Lacasta se enteró a principios de semana, pero el edil de Barcelona en Comú se lo dio por hecho. "Se nos comunicó sin posibilidad de cambiarlo. Tampoco se debatió en ningún órgano de gobierno", subraya. El pregón será el 14 de agosto. 

"POLITIZAR" LAS FIESTAS

Fuentes del servicio de prensa del Ayuntamiento de Barcelona reconocen que la decisión de elegir a la persona que hará el pregón recae en el concejal del distrito. Y Badia, "como hace cada año", informó al resto de miembros del distrito y de la Fundació Festa Major de Gràcia, indican. En la nota de prensa municipal [ver aquí] se dice que la propuesta la hace el distrito, pero siempre a propuesta del edil, recalca el socialista. Lacasta opina que Badia "politiza" un acto que tiene que ser unión para todos los que viven en Gràcia.

Tuit del consejero del PSC, Alberto Lacasta / TWITTER ALBERTO LACASTA
Tuit del consejero del PSC, Alberto Lacasta / TWITTER ALBERTO LACASTA

La decisión de Badia tampoco ha gustado a PP ni a Ciutadans. El concejal del PP Óscar Ramírez ha escrito en Twitter: "Colau elige a Jordi Cuixart, presidente de Òmnium, como pregonero de las fiestas de Gràcia. Lamentar que la alcaldesa agradezca a ERC y JuntsxCat su apoyo a los presupuestos politizando unas fiestas que deberían ser de todos y no un akelarre separatista".

"VERGONZOSO", SEGÚN GUILARTE

Desde el partido naranja, la presidenta del grupo municipal Mariluz Guilarte considera "vergonzoso que el gobierno municipal y sus socios independentistas vuelvan a politizar las fiestas de todos. Desde Ciutadans exigimos que se retracten y no permitan que un condenado por sedición, que presume de sus delitos, siga pregonando su odio", ha plasmado en la red social la edil.

Cuixart es vecino de Gràcia y valora los festejos del barrio como una fiesta mayor de referencia nacional. "Como gracienc de adopción, desde el primer día lo he vivido como un hijo más de estas calles, que son espejo de compromiso y movimientos sociales, de dignidad popular y lucha compartida por la cultura como herramienta de cohesión social. Durante 1.346 días de prisión, la Vila de Gràcia y la capital catalana también han sido ejemplo de solidaridad; acompañaros en el arranque de las fiestas será un acto de agradecimiento pero sobre todo de reafirmación: todo tiene sentido porque lo estamos haciendo juntos y luchar por la libertad es un privilegio", dice.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.