Los comunes han reaccionado de manera airada contra los vecinos que se muestran críticos en el barrio de Vallcarca. El exconsejero de distrito de Gràcia Robert Soro ha sido el encargado de expresar el cabreo del partido contra los residentes y Metrópoli Abierta, después de que este medio divulgara el malestar vecinal en un territorio de la ciudad que se encuentra bajo su responsabilidad.

El militante del partido que lidera la alcaldesa, Ada Colau, ha asegurado que el artículo "tiene telita", señalando al redactor que ha elaborado el artículo, de quien ha afirmado que la denominación de "periodista le viene grande".

CONTRA LOS VECINOS

A la mano derecha de Eloi Badia no le ha bastado con cargar contra Metrópoli Abierta. También lo ha hecho contra un vecino que ha expresado su preferencia por las zonas verdes antes que por nuevas edificaciones en el barrio. La opinión de este residente tampoco ha parecido sentarle bien a Soro, que no ha dudado en atacarle por dar su opinión contestándole que es una "lástima" que el urbanismo no se refiere a lo que a él "le parece que quedaría mejor".

Y es que Robert Soro es conocido por sus salidas de tono en redes sociales. No sabe contener su ira, pese a ser un viejo militante, curtido en Iniciativa per Catalunya --partido absorbido por los comunes--. Soro salió por la puerta de atrás del Ayuntamiento en 2019, cuando los comunes revalidaron el poder con el apoyo del PSC. El que fuera mano derecha de Badia en Gràcia se quedó sin ninguna responsabilidad sobre el distrito, aunque sigue siendo un activo militante de Barcelona en Comú.

ERRADICACIÓN DE ZONAS VERDES

El mencionado artículo ha denunciado la preocupación de la Federació de Barris de Gràcia, compuesta por ocho asociaciones de vecinos del barrio, que temen por la desaparición de las zonas verdes de las que dispone el barrio debido a la edificación de viviendas y la ampliación de un instituto en polémicas ubicaciones.

El presidente de este colectivo vecinal, Francesc Ruestes, ha criticado la "especulación salvaje" que está realizando el gobierno de Colau en el barrio de Vallcarca, el distrito de Gràcia y la ciudad de Barcelona.

ELOI BADIA, AUSENTE

El hartazgo de los vecinos con el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica de Barcelona y Gràcia, Eloi Badia, es más que evidente ya que, según se explica desde la federación, ha hecho caso omiso a las peticiones vecinales y se centra en defender medidas como la implantación de tan solo un carril de circulación para cada sentido en la avenida de Vallcarca.

Además, Ruestes ha lamentado que el Ayuntamiento se haya convertido en una "inmobiliaria" en un contexto en el que se busca reducir las emisiones y niveles de contaminación en la ciudad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.